El Athletic cae en Marsella y sueña con un milagro en San Mamés

Ocampos intenta superar a Iago Herrerín. :: afp
/
Ocampos intenta superar a Iago Herrerín. :: afp

Ocampos, en el primer minuto, puso el partido cuesta arriba para los vizcaínos, que redujeron la desventaja gracias a un polémico penalti

RAMÓN OROSA/EFE

Bilbao. El Athletic cayó derrotado ayer ante el Olympique de Marsella (3-1) y sueña con remontar dentro de una semana en San Mamés para estar en los cuartos de final de la Liga Europa.

0

0

La tarea no será fácil para el equipo de José Ángel Ziganda, pero al menos salió vivo de un encuentro en el que se mascó la goleada local ya desde el inicio, con un primer tanto del argentino Lucas Ocampos a los 44 segundos del encuentro y el segundo, de Dimitri Payer, en el minuto 14.

Olympique de Marsella
Mandanda; Sakai, Rami, Rolando, Amavi; Luiz Gustavo, López (Sarr, m.86); Thauvin (Njie,m.62), Payet, Ocampos; y Germain (Anguissa, m.71).
Athletic
Iago Herrerín; De Marcos, Yeray, Etxeita, Balenziaga (Lekue, m.69); Williams, San José, Beñat, Susaeta (Córdoba, m.62); Raúl García (Vesga, m.78) y Aduriz.
Goles
1-0, m.1: Ocampos. 2-0, m.14: Payet. 2-1, m.45: Aduriz, de penalti. 3-1, m.57: Ocampos.
Árbitro
De Sousa. Mostró tarjeta amarilla a los locales Germain, Rami y Payet, y los visitantes San José, Susaeta y Beñat.

Luego, el Athletic aprovechó un riguroso penalti por mano de Adil Rami a disparo de Aritz Aduriz en el tiempo añadido de la primera mitad para acortar distancias y para que el ariete internacional fortaleciese el liderato al frente de la clasificación de goleadores, con 8 tantos. Pero el OM retomó ánimos a la hora de partido con una tercera diana, la segunda de Ocampos tras una de las muchas buenas jugadas de Payet, que estuvo muy bien acompañado por Maxime López, Florian Thauvin, el propio Ocampos y el delantero centro Valere Germain, quien tuvo en sus botas la goleada.

Al final, un 3-1 que es casi un regalo para el Athletic visto lo ocurrido sobre el terreno de juego, pero que le permite mantener esperanzas de remontar en La Catedral la que ha sido su primera derrota europea a domicilio de la temporada y que pone a su técnico, Cuco Ziganda, en la cuerda floja.