Última llamada al tren de la Champions en Mestalla

MIGUEL OLMEDA

Madrid. Siguen pasando las jornadas y el Valencia de Marcelino García Toral no consigue levantar el vuelo. Mejor dicho: lo que no consigue es ganar, que pasa, evidentemente, por marcar más goles que el contrario. Y el conjunto de Mestalla, ya con la temporada bien entrada en materia, tiene un problema gravísimo en el asunto de embocar. La sequía se traduce, por supuesto, en una crisis clasificatoria, con el Valencia decimoquinto a dos puntos del descenso. Una situación al límite del colapso que se traslada a la Champions, donde únicamente ha marcado un gol y suma dos puntos en tres jornadas. En la cuarta recibe al Young Boys, en un partido con aroma a ultimátum.

La visita del conjunto suizo a Mestalla exige a los de Marcelino una resolución con victoria, y no por pocos motivos. El primero se cae de maduro: todo lo que no sea ganar al rival más débil del grupo complicaría al extremo las opciones de clasificación valencianistas. Sembraría incluso la duda de conseguir la tercera plaza que da acceso a la Liga Europa, un botín menor pero nada desdeñable.

ALINEACIONES

Un triunfo ante el Young Boys, líder de la Super Liga suiza, serviría también para voltear el ánimo de un Valencia en profunda depresión, agravada todavía más en la figura de sus delanteros. Rodrigo, Batshuayi, Gameiro y Mina suman seis goles en tres competiciones entre los cuatro. Tan tocado está el plantel, que pierde cuando juega bien y empata cuando lo hace mal.