Revancha y reválida para el Atleti

Los rojiblancos buscan una victoria que encarrile el pase a los octavos y resarcirse de la dura derrota de Dortmund

JAVIER VARELA

Madrid. La musiquita de la Champions vuelve al Metropolitano con sones de revancha y reválida para el Atlético. Revancha porque enfrente tendrá al equipo que le ha infligido la mayor derrota de la 'era Simeone' y reválida porque una victoria permitiría hacer olvidar el peor arranque del equipo del técnico argentino y el último disgusto en Leganés. Ambas tareas se antojan complicadas porque enfrente estará un equipo que no ha perdido en los 15 partidos -doce victorias y tres empates- y que devoró al Atlético en el contragolpe en el segundo tiempo del choque de hace dos semanas.

El conjunto rojiblanco buscará en primer lugar una victoria que encarrile -sería matemática si suma los tres puntos y Mónaco y Brujas empatan en el otro encuentro del grupo- la clasificación para los octavos de final. Pensar en recuperar la diferencia de goles encajados en el Signal Iduna Park antes que en lograr la victoria sería un error porque para marcar el segundo gol hay que hacer el primero y en eso, el Atlético está teniendo muchos problemas.

Y ante este panorama lleno de dificultades por el rival y el reto goleador, se unen las lesiones. Simeone tiene entre algodones a tres de sus pilares básicos que conforman la columna vertebral de este Atlético. Koke, que no jugó en Butarque por unas molestias musculares, tampoco entrenó ayer, lo mismo que Diego Costa en una sesión en la que la buena noticia la aportó el regreso de Godín, después de que el central uruguayo superase unas molestias musculares y una gastroenteritis. Además, Thomas Lemar y Stefan Savic tampoco se entrenaron ayer con sus compañeros por una lesión muscular en el muslo derecho y una contusión muscular en la misma zona de la pierna dañada el mes pasado, respectivamente, por lo que están descartados. Pero no todo es negativo en el Atlético y se agarra al Metropolitano, donde no ha perdido esta temporada -cinco victorias y un empate-, donde ha ganado sus últimos seis partidos europeos, cinco de ellos sin goles en contra.

Por su parte, el Dortmund llega a Madrid -acompañado por 3.300 aficionados- con la confianza que le da el liderato del grupo, pero con la precaución de medirse a un rival como los rojiblancos. Lucien Favre tendrá la baja del japonés Kagawa y del central Abdpu Diallo, con problemas de abductores, aunque recupera a Manuel Akanji, tras una lesión de cadera y que podría ocupar la posición de Diallo, así como a Mario Götze y Lukasz Piszczek.

 

Fotos

Vídeos