Messi, en modo 'The Best'

Leo Messi, frente a Hugo Lloris, marca el segundo de sus goles al Tottenham, la noche del miércoles. :: AFP/
Leo Messi, frente a Hugo Lloris, marca el segundo de sus goles al Tottenham, la noche del miércoles. :: AFP

La exhibición del '10' en Wembley, con un doblete de goles y postes, acapara los elogios de todo el mundo y revitaliza al Barcelona

P. RÍOS

barcelona. A Leo Messi le va a perseguir toda la temporada su discurso del día del Trofeo Joan Gamper, cuando confesó la espina clavada de Roma y su deseo de reconquistar «esta copa tan linda», en referencia a la Liga de Campeones. Con el ritmo con el que ha empezado esta edición, con cinco goles en dos partidos, es inevitable relacionar su obsesión personal por un título que le motiva como ningún otro, especialmente mucho más que los trofeos individuales. Incluso consensuó el pasado sábado con Ernesto Valverde un descanso de inicio en un partido de lujo, de esos en los que no hace mucho nunca se habría apartado del once por voluntad propia, un Barcelona-Athletic. Quería llegar a Wembley a tope y así noqueó al Tottenham, con doblete de goles y postes en un espectacular 2-4.

Eso sí, sus compañeros no le dejan relajarse y fomentan una 'Messidependencia' clásica. En Liga siempre tiene que aparecer para solucionar los estropicios y en Europa su liderazgo es clave en partidos que siempre se acaban complicando. Además, su liderazgo parece plasmarse también ante los medios, ya que después de una sequía con la prensa parece que ha aceptado tener que hablar tras los partidos, por el momento en los días de gloria. «Igual mi mensaje se entendió mal... Hay que estar bien en la Liga para estar bien en la Champions. No vamos a dejar de lado ninguna competición», apuntó en Londres, lugar en el que llegaron buenas noticias. Y como se intuía, fue de la mano del cambio de sistema: Dembélé al banquillo, Coutinho de falso extremo y 4-4-2 adaptable al ataque y a la defensa en lugar de 4-3-3 sin red. El acierto de Valverde no sólo fue táctico. También atinó con el nombre del centrocampista que entró en el once, pues Coutinho simplemente avanzó su posición.

Otro brasileño, Arthur, hizo buenas las alabanzas de Messi y Piqué, quienes habían apuntado que tenía cosas de Xavi, y cuajó una gran actuación reconocida verbalmente por Rakitic, en un ejercicio de humildad de un jugador que no acaba de estar fino pese a su gol, y estadísticamente por Busquets, que completó un partido sin fallo en el pase al encontrar por fin un socio. También Lenglet ganó crédito como alternativa a Umtiti, lesionado, sancionado y despistado por su gran Mundial, y Semedo hizo olvidar a Sergi Roberto, también en la enfermería.

Lógicamente, no se puede obviar que el Tottenham tenía bajas de mucho peso, como Dele Alli, Eriksen, Vertonghen y Moussa Dembélé. Y que aun así puso en muchos aprietos al Barcelona, pero cuando Messi se pone en modo 'The Best' no necesita galardones. Sólo los elogiosos titulares de la prensa británica y el máximo de los respetos.

 

Fotos

Vídeos