Diego Costa resistió 9 minutos

Costa, en el monento de ser relevado por Adrián. /
Costa, en el monento de ser relevado por Adrián.

Arriesgó tras someterse a un tratamiento con placenta de yegua en Belgrado pero tuvo que ser relevado por Adrián

RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

9 minutos. Diego Costa arriesgó y no llegó a jugar ni diez minutos en la final. El delantero hispano brasileño recayó de sus molestias musculares- definidas así por el club- aunque muchos consideraban que era rotura muscular en el biceps femoral del muslo derecho. Este tipo de lesiones suele conllevar una convalecencia de dos semanas pero arriesgó tras someterse a un tratamiento con placenta de yegua en Belgrado con la doctora Marijana Kovacevic que era la última esperanza del club para tener a su delantero listo para jugar la final de la Champions.

Algunos futbolistas mejoraron con él, pero no ayudó a otros como quedó comprobado en el césped lisboeta del estadio Da Luz. Ante la desesperación de un partido como una final se buscan todo tipo de soluciones. Si sale bien, bien y si sale mal se considera que no se ha perdido nada. No creo que sea así, explicaba Tomás Calero, jefe de los servicios médicos del Betis. Fue la sustitución más rápida en la historia de la Champions League desde que existe este formato. Desde 1985, cuando Marc Laurenson fue sustituido por Gary Gillespie en la final entre Liverpool y Juventus en el minuto 3.

Diego Costa pone fin así a una temporada espectacular. Ha marcado 36 goles en el total de las competiciones y ha sido incluido en la lista provisional (sólo una lesión podría apartarle) de la selección española para el Mundial de Brasil. El 19 rojiblanco cayó lesionado en la final contra el Barcelona que decidía La Liga española. En un esprint durante el primer cuarto de hora del partido del Camp Nou, el delantero rojiblanco caía lesionado echándose la mano a la parte posterior del muslo. En seguida se dio cuenta de la gravedad de la lesión, fue relevado y lloró desconsolado en el banquillo.

Diego Costa ya se había perdido por una lesión en la misma zona el partido de Liga anterior, en el Calderón contra el Málaga. El brasileño ha acusado el tremendo esfuerzo de la temporada en el tramo final de la competición. No pudo jugar en la vuelta de la eliminatoria de Champions contra el Barcelona porque en la ida sufrió otro problema muscular en el muslo derecho. Luego, contra el Getafe, se reventó la tibia y se hizo una importante herida cuando se tiró con todo a remachar un gol. Diego Costa forzó para jugar el partido decisivo por la Liga en Barcelona y resistió 13 minutos. En Lisboa volvió a intentarlo y duró diez minutos. Veremos si no le cuesta el Mundial.