Carvajal: «Esto es algo inimaginable para mí»

Carvajal, durante un partido de Champions./
Carvajal, durante un partido de Champions.

«Hace 12 años estaba en casa dando saltos de alegría por la 'novena' y ahora tengo la suerte de vivir desde dentro una final con la que sueñas desde niño», afirma el lateral derecho del Real Madrid preseleccionado para el Mundial

AMADOR GÓMEZMadrid

Exponente de la cantera, al niño que puso la primera piedra de la Ciudad Deportiva de Valdebebas le ha bastado una sola temporada para afianzarse y despuntar en el lateral derecho del Real Madrid, ganarse un puesto en la preselección mundialista de Vicente del Bosque e incluso tener posibilidades de acudir a Brasil. Dani Carvajal tenía 10 años cuando el Madrid conquistó la 'novena' y aún jugaba en el Lemans de Leganés. Doce años después, tras su paso por el Bayer Leverkusen, ser elegido la pasada campaña el mejor futbolista en su posición en la Bundesliga y ser repescado por el Madrid a cambio de 6,5 millones de euros, el sábado será titular en la final de la Champions. Arbeloa, a quien Carvajal considera «un referente», se ha visto sobrepasado por este chaval que derrocha ambición, descaro y carácter, pero también calidad.

¿Cómo afronta un joven como usted un partido tan decisivo?

De manera muy especial. Con mucha ilusión. Puede ser mi primera final de Champions desde dentro del campo, pero si no soy titular estaré desde fuera para aportar lo máximo.

¿Y cómo se sobrelleva el espectacular salto que ha dado?

Esto es algo inimaginable para mí. Impensable estar aquí y en mi primer año jugar una final de la Liga de Campeones. Todo ha pasado de manera veloz. Cuando eres un niño sueñas con ello y no te quieres perder un partido así por nada del mundo. Yo ahora tengo la suerte de vivirlo desde dentro y voy a intentar disfrutar cada detalle al máximo.

¿Está más nervioso por ser su primera gran final?

No sé si voy a ser titular o no hasta que el míster dé la charla. Si tengo la suerte de serlo, lo viviría con muchísima ilusión y desearía que el árbitro pitase ya el comienzo y rodase la pelota para estar más tranquilo. Las finales están para disfrutarlas.

¿Recuerda las tres últimas finales del Real Madrid?

Sí que las recuerdo, sí. Sobre todo el gol de Mijatovic, contra la Juventus (en 1998), o los goles de Raúl y 'Zizou', precisamente frente al Bayer Leverkusen (en 2002). Son finales que se te quedan en la memoria desde niño y que piensas que ojalá algún día puedas estar tú jugándola ahí. Yo espero aprovechar mi oportunidad, pero somos un equipo y todos intentaremos dar lo máximo para conseguirla.

¿Dónde estaba en la última hace 12 años?

En casa, viviéndola con mi familia y pegando saltos de alegría. Todavía no estaba en la cantera del Real Madrid. Era impensable que en todo este tiempo pudiese estar yo dentro del grupo para intentar ganar la 'décima'.

¿Cómo augura que será el partido?

Es una final y vamos a salir los dos equipos a muerte. Las finales las definen los pequeños detalles. El equipo que menos falle se la llevará. Creo que será una final muy difícil, porque el Atlético llega con mucha más moral y energía tras conseguir el título de Liga y será un rival muy complicado.

¿Con el Madrid al ataque y el Atlético a destruir?

Creo que será un partido como los que hemos tenido contra ellos, tanto en Liga como en Copa. Muy fuerte, muy correoso, con mucha tensión... Al final los pequeños detalles son los que deciden estos encuentros.

¿No tendrá mayor presión el Madrid, que está obsesionado con este título?

La presión es para los dos equipos la misma, ya que ambos hemos llegado a la final. Para nosotros podría ser nuestra décima Copa de Europa, pero para ellos la primera, que también se vive con muchísima ilusión. La presión está repartida, igual que el favoritismo.

¿No es el Madrid favorito? ¿No se siente así en el vestuario?

No. Para nada. El favoritismo está al 50%. En esta final no hay favorito, ya que los dos equipos nos la podemos llevar perfectamente. Incluso ese papel lo tendría un poco más el Atlético de Madrid, porque viene con más confianza por haber conseguido la Liga, que siempre da un plus, pero pienso que está muy igualada.

El Real Madrid, en cambio, ha tirado el título liguero para fiarlo todo a la carta de la Champions.

No la ha tirado. Lo de la Liga ha sido una pena Se nos ha ido en una semana y ha sido una lástima que al final no hayamos podido pelear por ella.

¿Que el duelo sea contra el eterno rival la hace más especial?

Todas las finales son especiales. Si no estuviese el Atlético también hablaríamos de una final muy difícil. Sí que es bonito para la historia, porque nunca se ha vivido una final entre dos equipos de la misma ciudad. Será un derbi muy bonito.

En la Liga ha habido unanimidad sobre los méritos del Atlético para ganarla. ¿Quién se merece esta Champions?

Cualquier equipo que llega a una final de la Liga de Campeones se la merece. El que más se la merezca en los 90 minutos, aunque nosotros hemos trabajado mucho para llegar hasta aquí.

Con más galones

¿Qué teme más del Atlético? ¿Su defensa o su contraataque?

Es un equipo muy compacto, muy luchador, y la verdad que es muy completo en todas sus líneas.

El estado físico del Madrid es preocupante, ¿genera dudas en el vestuario?

Las bajas pueden condicionar el partido. Hay varias ausencias, como la de Xabi Alonso, que no estará seguro, y otros jugadores con problemas que son muy importantes para nosotros, pero sabemos que el que esté disponible va a darlo todo, el 120 por cien, por lo que estamos tranquilos.

¿Usted cree que jugará Diego Costa?

Ojalá que pueda estar, ya que es una final y es bonito que estén todos los jugadores sobre el césped, y sobre todo los mejores. A mí me gusta que estén siempre los mejores futbolistas.

¿La conquista de la 'décima' y su actuación personal le daría más opciones para ir al Mundial?

No creo que sea determinante, porque por un partido no se puede valorar el trabajo de un año entero para estar en un Mundial. Si al final tengo la suerte de estar en la lista definitiva estaría encantado. Además, la gana un equipo; no un jugador.

¿En qué es ahora mejor futbolista?

La responsabilidad que te imprimen aquí, ir creciendo y asumir un poco más galones te hace mejor jugador. Recuerdo que al principio de temporada no tenía esa confianza, porque te rodeas de jugadores que son estrellas mundiales y quedas un poco en un segundo plano.

¿Qué le ha enseñado Ancelotti?

El míster ha sabido sacar lo mejor de cada jugador para que cada uno exhiba su máximo nivel y ayude al grupo. Además, en mi caso, la alternancia en el lateral derecho con Arbeloa me ha venido bien.

¿Cómo ve a Illarramendi, amigo y compañero en la sub-21?

No sé si será titular, pero es un jugador fantástico y seguro que si está en el once va a hacer un gran partido y será muy importante.