Goleada al cáncer

Las jugadoras del Villegas y del Tedeón, durante uno de los partidos del torneo. /Sonia Tercero
Las jugadoras del Villegas y del Tedeón, durante uno de los partidos del torneo. / Sonia Tercero

Un grupo de madres de jugadores del Tedeón y del Villegas disputan un torneo de fútbol a favor de la AECC

Iñaki García
IÑAKI GARCÍALogroño

Navarrete acogió el pasado sábado un torneo de fútbol en el que ni la competitividad ni la polémica tuvieron cabida. Todo lo contrario. El buen ambiente y la solidaridad tomaron la palabra en una cita protagonizada por un grupo de madres de dos clubes riojanos, el Tedeón y el Villegas, y en la que lo recaudado fue a parar a la Asociación Española Contra el Cáncer.

No hubo protestas a las colegiadas ni tampoco entradas a destiempo, pero sí muchos abrazos y sonrisas entre compañeras y rivales. «Da igual el resultado, lo importante es colaborar», apuntaba Cristina de Marcos, una de las jugadoras del Tedeón, quien explicó igualmente cómo surgió esta idea. «Estábamos un día viendo un encuentro de nuestros hijos e iban perdiendo», contó. «Lo pasábamos peor nosotras que ellos y nos propusimos ponernos por un día en su piel», añadió. «Queríamos organizar un partido y, dado que la Navidad estaba cerca, pensamos en que fuera algo solidario», remató.

Las madres hablaron con la directiva del Tedeón y, tras una reunión, se puso en marcha la organización del evento en la que tanto el coste de la entrada como el de las tiras para el sorteo de una cesta fue a parar a la AECC. «Y también el 25% de lo que saquemos en el bar», recalcó De Marcos.

Para la ocasión se juntaron dos equipos de la entidad anfitriona y otros dos del Villegas. A la presidenta del club logroñés, de hecho, le tocó hacer las veces de guardameta de uno de ellos. «Lo he pedido yo», reconocía Eva María Prieto, al mismo tiempo que valoraba la existencia de este tipo de iniciativas. «Me parece algo precioso y creo que se deberían organizar más eventos de este estilo», opinó. «A mí se me pone la piel de gallina», apostilló.

Tanto ella como el resto de las jugadoras saltaron al terreno de juego de San Miguel en armonía y con los acordes de fondo de la canción 'No dejes de soñar', de Manuel Carrasco. Al terminar la competición, esa complicidad entre todas las futbolistas se mantenía intacta y así se demostró con el aplauso conjunto que brindaron a la entrega del cheque de 1.409 euros a la Asociación Española Contra el Cáncer. El esfuerzo había merecido la pena. Por cierto, y aunque el resultado era lo de menos, el 'Villegas Tigresas' se proclamó campeón de la primera edición de esta propuesta solidaria.

 

Fotos

Vídeos