La felicidad se desata entre los argentinos que viven en Madrid

El partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors se suspendió el pasado sábado por los incidentes en torno al autobús del equipo visitante. La final más larga de la historia del fútbol se ha aplazado ya en tres ocasiones. La pasada madrugada la CONMEBOL decidía disputar el Superclásico en el Santiago Bernabéu. Ramón Puerta, embajador argentino en Madrid, ha reunido hoy a las peñas de ambos conjuntos que conviven pacíficamente en la capital española. Están felices porque podrán vivir el partido de sus vidas en vivo y en directo, aunque, por otro lado, sienten vergüenza por la incapacidad de su país de origen para albergar dicho encuentro.