Dembélé y Ter Stegen valen una Supercopa

Los jugadores del FC Barcelona felicitan a Piqué tras su gol, que significó el empate. :: efe/
Los jugadores del FC Barcelona felicitan a Piqué tras su gol, que significó el empate. :: efe

Un trallazo del francés y un penalti parado por el alemán sirven para la remontada culé, que logra su primer título

LA RIOJA

logroño. El Barcelona logró ayer su primer título del año en Tánger. Sufrió, remontó pero ganó la Supercopa de las novedades, la de Tánger, el VAR y el partido único. Dembélé, con un trallazo desde fuera del área y Ter Stegen, parando un penalti, sentenciaron el choque. Antes, Piqué había logrado la igualada, ya que el Sevilla mordió primero, con un gol de Sarabia, pero no fue suficiente. El Barça tenía más calidad y gasolina y eso se notó.

1 SEVILLA

2 BARCELONA

Sevilla
Vaclík, Kjaer, Mercado (Ben Yedder, m. 84), Sergi Gómez, Jesús Navas, Roque Mesa, Banega, Escudero, Sarabia, Muriel (André Silva, m. 60) y Vázquez.
Barcelona
Ter Stegen, Semedo, Piqué, Lenglet, Jordi Alba, Rafinha (Rakitic, m. 46), Arthur, Busquets, Suárez, Dembélé (Vidal, m. 85) y Messi.
Goles
1-0, m. 9. Sarabia. 1-1, m. 42, Piqué. 1-2, m. 78. Dembélé.
Árbitro
Del Cerro Grande. Amonestó a Vázquez, Busquets, Vidal y Lenglet.

El primero en morder en Tánger fue el Sevilla. En el minuto 9, Sarabia se aprovechaba de un buen pase desde el centro del área para incorporarse desde la derecha y rematar a gol. Tuvo emoción el tanto, porque el árbitro pidió ayuda para discernir si el tanto llegaba en fuera de juego. El VAR funcionó y dio validez al gol. Celebración interrumpida, pero celebración sevillista.

No había generado demasiado peligro el club andaluz, pero se adelantaba. Messi tomó las riendas del Barça y, a pesar del ritmo propio de la pretemporada multiplicado por el calor ambiental, los blaugranas dieron un paso adelante. Jordi Alba, con un tiro bien repelido por Vaclik y Luis Suárez, con un disparo ligeramente desviado, amenazaron al checo. Pero hasta el minuto 42 no llegó el empate. Una falta botada por Messi golpeó el palo, al meta y el poste de nuevo antes de caer a los pies de Piqué, el más rápido, que puso la igualada. El mazazo espoleó al Sevilla, que volvió a aparecer en ataque 34 minutos después, con un tiro de Sarabia repelido por Ter Stegen.

El descanso sirvió para calmar el choque. Rakitic entró por Rafinha y el Barça ganó en orden. Dieron un paso adelante los de Ernesto Valverde y pudieron adelantarse con otra falta botada por Messi y bien repelida por Vaclik, que mostró su potencial como guardameta. El asedio se multiplicaba, con un filón de Semedo por banda derecha y la movilidad de Messi, pero el sevillista Vázquez, a la salida de un córner, cabeceó el balón al larguero. Un susto que multiplicó la carga ofensiva de los culés.

Dembélé lo intentó pero Vaclik se convirtió en el héroe en el minuto 77, parando una triple ocasión blaugrana. Pero el checo, unos segundos después, no pudo hacer nada ante el trallazo de Dembelé, desde fuera del área, que limpió la escuadra de su portería. Sonrió el francés, que este año quiere reivindicarse. Y respiró el Barça. Pero en el minuto 90, un penalti claro de Ter Stegen puso el corazón en un puño de los catalanes. Sin embargo, Ben Yedder lo tiró blando, sin problemas para el meta alemán. Emoción hasta el final, pero título para el Barça.

 

Fotos

Vídeos