Bochorno

Un club en grave crisis pierde 20-0 en la tercera división italiana

Los jugadores, antes del comienzo del partido. /@LBuconi
Los jugadores, antes del comienzo del partido. / @LBuconi

Tras perder tres partidos por incomparecencia, el Pro Piacenza estaba obligado a jugar ante el Cuneo para no ser excluido del campeonato

COLPISA/AFPRoma

Bochorno en el fútbol italiano. En el grupo A de la tercera división italiana se vivió uno de los episodios más surrealistas del campeonato. El Pro Piacenza saltó al campo para enfrentarse al Cuneo con sólo siete jugadores, todos menores de 20 años, y terminó perdiendo por un sonrojante 20-0

Las dificultades económicas que atraviesa el modesto requipo italiano ha sido el origen de este lamentable episodio. El Pro Pacienza es incapaz de pagar los salarios de los jugadores y el personal técnico, que llevan en huelga desde hace varias semanas. De hecho, el club ha perdido tres partidos por incomparecencia y de haber fallado a la cita ante el Cuneo habría sido excluido del campeonato, según el diario deportivo italiano 'Gazzetta dello Sport'.

Para evitar esa circunstancia, los dirigentes pudieron presentar únicamente ocho jugadores este domingo, todos ellos nacidos entre 2000 y 2002. Únicamente siete de ellos pudieron ser titulares, ya que el octavo olvidó su licencia y no pudo saltar al césped hasta el minuto 60. Además, por si no fuera todo bastante surrealista, uno de los dos jugadores nacidos en el 2000 fue inscrito en el acta del partido como el entrenador del equipo.

Uno de los dos jugadores nacidos en el 2000 fue inscrito en el acta del partido como el entrenador del equipo

En el minuto 25, el marcador era ya de 10-0. El Cuneo levantó entonces el pie del acelerador, pero ello no impidió que llegaran otros diez tantos, para certificar el 20-0 final.

La tercera división italiana se compone de tres grupos de 20 equipos y es de categoría profesional, pero las dificultades económicas son habituales para clubes de este nivel. La pasada semana, el equipo de Matera fue excluido del campeonato por un cuarto partido perdido por incomparecencia. Los jugadores estaban en huelga desde diciembre ya que no recibían su salario desde septiembre.