COPA FEDERACIÓN

La Copa Federación regresa a Varea

Los jugadores del Varea celebran el título conquistado en Agoncillo ante la SD Logroñés. :: díaz uriel/
Los jugadores del Varea celebran el título conquistado en Agoncillo ante la SD Logroñés. :: díaz uriel

Los de Javier Moncayo superaron en la final a la Sociedad Deportiva Logroñés merced a los tantos de Chimbo y Míchel | El guardameta Jordan resultó decisivo al detener un penalti y evitar así el empate blanquirrojo

IÑAKI GARCÍA AGONCILLO.

Dos años después, el Varea volvió ayer a conquistar el título regional de la Copa Federación. Los de Javier Moncayo se impusieron en la final a la Sociedad Deportiva Logroñés en un duelo en el que Jordan se erigió como protagonista al detener un penalti.

1 SD LOGROÑÉS

2 VAREA

SD Logroñés
Benji, Sito Castro, Ledo, Eder (Miguel, m. 46), Chacón, Rojas, Viti, Borja (Imanol, m. 65), Toledo (Sergio Benito, m. 53), Naceur y Lacruz.
Varea
Jordan, Diego Jiménez, Alberto Gil, Pini, Aitor, Gonza, Balda (Manu Ballestero, m. 70), Chimbo, Míchel, Álex (Varea, m. 57) y Zárate (Rubén Pérez, m. 82).
Goles
0-1, m. 33, Chimbo; 0-2, m. 50, Míchel; 1-2, m. 54, Miguel.
Árbitro
Rodríguez Tejea, ayudado por Domínguez y Muñoz. Amonestó a Chacón y Viti, de la SD Logroñés; así como a Diego Jiménez, Aitor, Chimbo y Álex, del Varea.
Incidencias
Final de la Copa Federación disputada en San Roque, Agoncillo.

Blanquirrojos y arlequinados se habían visto las caras ya el pasado domingo y en aquella ocasión los de David Ochoa resultaron ganadores. Ayer, sin embargo, los de Moncayo estuvieron más acertados que sus rivales en ambas áreas y celebraron el triunfo.

Poco se parecían, eso sí, los onces de aquella cita a los de ayer. Ambos entrenadores apostaron por las rotaciones y, al contrario de lo que sucedió aquel día, fue la SDL la que acumuló las primeras ocasiones claras, incluido un disparo a puerta vacía de Naceur que se marchó fuera.

El Varea se aferró desde el primer momento a ejercer una presión alta a la salida de balón blanquirroja y eso creaba muchas dificultades a sus oponentes, quienes, casi siempre, acababan optando por los balones en largo al no hallar huecos en el centro del campo. Aun así, Ledo también acarició el gol tras un saque de esquina, pero el central no encontró portería.

Con balón, los de Javier Moncayo no se mostraban al principio demasiado imprecisos. Pese a eso, poco a poco se fueron encontrando más cómodos sobre el césped de San Roque y cada vez se mostraba más participativo Chimbo. Buenas noticias para el Varea. El atacante lo intentó primero desde el centro del campo y después fue el autor del tanto que abrió la contienda. Un error de la SDL generó un contraataque del Varea y otro fallo, en esta ocasión de Eder en el despeje, dejó solo a Chimbo y éste no se puso nervioso. Recortó y, cuando parecía que se había quedado sin opciones, se inventó una perfecta definición. 0-1.

En el descanso, Ochoa dio entrada a Miguel, uno de los jugadores más en forma de la Sociedad en el inicio de la temporada, pero el Varea no tardó en aumentar su renta. Míchel ejecutó una falta lejana y el esférico, tras tocar en el palo, se coló en la meta de Benji. La respuesta blanquirroja no tardó en llegar y también de falta. Miguel sorprendió a Jordan y las esperanzas de la SDL crecieron pese a que su fútbol no estaba siendo bueno.

Se pasó así rápidamente del 0-1 al 1-2 y acto seguido llegó la jugada clave. El colegiado señaló un penalti por mano de Alberto Gil, Miguel lo lanzó y Jordan le adivinó la intención, haciéndose con el esférico. La intervención del guardameta mantenía la renta arlequinada en el marcador y ésta ya sería inamovible.

Y eso que la SDL lo intentó, más por empuje que por ideas, pero el Varea supo administrar muy bien su renta tanto sin balón como con él. Los de Moncayo, al contrario que el pasado domingo, no se vinieron abajo tras el descanso y gracias a eso se llevaron la victoria. De hecho, sólo en la última jugada de un largo tiempo añadido, los blanquirrojos acariciaron el tanto, pero Diego Jiménez taponó el disparo de Lacruz.

Ya no hubo tiempo para más, ni siquiera para sacar el córner derivado de esa última ocasión, y el Varea se proclamó campeón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos