La ilusión de los modestos en la Copa

MELISA CABALEIRO MADRID.

La Copa del Rey, cuyos dieciseisavos de final se inauguran hoy con el debut de los equipos de Primera, es la competición de la ilusión. Aquella en la que los equipos más modestos esperan poder demostrar, en estadios legendarios y ante estrellas futbolísticas, su talento ante el mundo. Todo comienza el día del sorteo, una jornada en la que los más humildes estallan de alegría al conocer que son los grandes agraciados por enfrentarse a Real Madrid, el Barcelona o el Atlético.

En el antiguo formato de Copa -a sólo un partido-, tres equipos modestos sacaron los colores al actual defensor del título, el Barcelona: Figueres, Novelda y Gramanet fueron los causantes de tres temporadas seguidas de fracasos (desde la 2001-02) para el club blaugrana. Sin embargo, desde que el torneo se disputa a dos partidos, el Barcelona es el gran dominador de la competición.

LA COPA

HOY
19
30 Almozara Ebro-Valencia
19
30 Ángel Carro Lugo-Levante
20
30 Butarque Leganés-Rayo Vallecano
21
30 Narcís Sala Sant Andreu-At. Madrid

Pero si hay un club al que la Copa del Rey le trae amargos recuerdos ese es el Real Madrid. Hay que remontarse a 2008 para observar el primer varapalo del conjunto merengue en la competición. En aquella ocasión, el Real Unión de Irún -en ese momento equipo de Segunda B- fue el encargado de pintar la cara a los blancos.

Un año después esperaba el humilde Alcorcón, un partido que se convirtió en uno de los mayores batacazos de la historia del conjunto blanco. Aquel 27 de octubre de 2009 el equipo de Manuel Pellegrini fue castigado con un 4-0.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos