El Calahorra explora sus recuerdos

Gabri y Cárdenas pugnan por un balón dividido en el entrenamiento de ayer. :: s.m./
Gabri y Cárdenas pugnan por un balón dividido en el entrenamiento de ayer. :: s.m.

Los rojillos buscan avanzar en la Copa, una competición que el pasado año les dio grandes alegrías | La Gimnástica, su rival, es otro recién ascendido que ha empezado la liga con buenas sensaciones

Sergio Martínez
SERGIO MARTÍNEZLogroño

La temporada pasada no fue sólo la del ascenso para el Calahorra. Queda más lejano, pero el inicio de su última campaña en Tercera sirvió para que los aficionados rojillos empezasen a soñar en otra competición: la Copa del Rey. El Calahorra alcanzó la tercera ronda, siendo el equipo de la categoría que llegó más lejos, y estuvo a un paso de alcanzar la fase en la que se hubiera medido a un equipo europeo de Primera. Este año el objetivo es superar ese límite. El reto comienza esta tarde ante la Gimnástica de Torrelavega (La Planilla, 20.30), otro equipo de su grupo, recién ascendido y que ha empezado con buen pie en la categoría.

Hace un año el Calahorra superaba en la primera eliminatoria al Real Unión. En la segunda, derrotaría al Leioa. Ambos eran equipos de Segunda B. Con ambos lucha esta temporada en la misma categoría. La Gimnástica de Torrelavega es por ello una prueba importante para los de Miguel Sola. El Calahorra no sólo afronta este partido con especial ilusión por lo que supone la competición y por la experiencia pasada, sino que será también una nueva prueba para valorar el inicio liguero de los rojillos. Hasta ahora difícilmente podría ser más positivo. La inercia debe continuar hoy en La Planilla.

La Copa se disputa en esta rondas iniciales a partido único, por lo que el Calahorra cuenta con un factor fundamental al decidirse la eliminatoria en su feudo. El año pasado la experiencia fue buena con la misma fórmula. Hace dos semanas, el Calahorra se estrenaba en liga con una victoria ante el Amorebieta en La Planilla. El inicio copero también busca el mismo resultado. Motivos para confiar hay de sobra. Los rojillos están cosechando un gran inicio liguero, con cuatro puntos que cualquiera hubiese firmado hace un mes. Especial relevancia tiene el empate logrado el sábado en Leioa, en un partido durísimo que incluso estuvieron a punto de llevarse en los minutos finales de haberse señalado el penalti sobre Ubis que cometió el portero vizcaíno.

Zabal y Samuel por decisión técnica, y Barace por lesión, se quedan fuera de la convocatoria

El Calahorra está dando la talla pero cada partido es una nueva exigencia. El reto es aún mayor si se tiene en cuenta que esta semana el equipo afronta dos partidos, el de Copa y el de liga ante el Gernika, en los que deberá administrar a todos sus futbolistas. En la convocatoria para el día de hoy, Miguel Sola ha dejado fuera a Xabier Barace, que sigue recuperándose de su lesión, y a Nacho Zabal y Samuel Obeng por decisión técnica. La alineación presentará numerosas novedades. La más segura, la de Gonzalo, que defenderá la portería rojilla. Otros jugadores como Auzmendi o Eduardo Ubis, que no han sido titulares en los dos encuentros ligueros, podrían ser hoy de la partida.

El Calahorra volverá a su hábitat con la intención de desplegar su fútbol para ser superior a un rival que no puede infravalorarse. La Gimnástica de Torrelavega es nuevo en el grupo al igual que el equipo rojillo, pero ya ha dado muestras en sus dos primeros encuentros que se trata de un equipo muy sólido y con alternativas. En ellos ha logrado dos empates ante equipos llamados a estar en la mitad alta de la clasificación: el Real Unión, actual líder, y el Athletic B, que cuenta con cuatro puntos.

En ambos encuentros la Gimnástica se ha mostrado como un equipo competitivo y que saber jugar cuando está siendo superado por el rival así como en el momento en el que goza de la iniciativa en el juego. Al igual que el Calahorra, el equipo cántabro ha variado su once entre jornadas, presentando sus alternativas que hoy también sacará a relucir. Uno de los principales peligros de la Gimnástica es su delantero Nacho Rodríguez, uno de los futbolistas más experimentados del grupo. Y es que la veteranía es un grado para los cántabros, que cuentan también con jugadores de la trayectoria de Cusidor, Camus o Palazuelos.

Será un bonito partido el que se viva esta tarde en La Planilla. El Calahorra confía en repetir la experiencia que el pasado año mostró que realmente podría dar el salto de categoría. Finalmente fue así. Una vez en Segunda B, hay que buscar un paso más. Las noches de Copa siempre son especiales.

Más

 

Fotos

Vídeos