El Ayuntamiento renuncia a ampliar Pradoviejo y se centra en el Mundial'82

Imagen aérea del Mundial'82, con la parcela que se pretende añadir a la instalación en una futura remodelación. :: l.r./
Imagen aérea del Mundial'82, con la parcela que se pretende añadir a la instalación en una futura remodelación. :: l.r.

V. S. LOGROÑO.

Entre las promesas electorales del Partido Popular con las que Cuca Gamarra retuvo la alcaldía de Logroño brillaba una en el tema deportivo. «Queremos seguir extendiendo la red de instalaciones deportivas de la ciudad. Por eso, nos comprometemos a ampliar las instalaciones de Pradoviejo, para lo cual abriremos en los próximos años cuatro nuevos campos de fútbol 8», rezaba el programa electoral de los populares.

Más de tres años después de los comicios, la promesa no se va a materializar. «Se ha pospuesto porque necesita de una inversión de cinco millones de euros de los que actualmente el Ayuntamiento no dispone. Se necesita hacer vestuarios, campos, urbanización de la zona...», explica el concejal de Deportes y presidente de Logroño Deporte, Javier Merino.

A cambio, el Consistorio tiene en la cabeza un plan distinto: serán las instalaciones del Mundial'82 (28.000 metros cuadrados, aproximadamente) donde se amplíen las infraestructuras destinadas al fútbol de la capital. «La idea es que el Mundial vuelva a gestión municipal al final de la próxima temporada y entonces ampliaremos sus instalaciones», indica Merino.

Según el edil logroñés, las conversaciones con la Federación Riojana de Fútbol están muy avanzadas después de meses de reuniones. Y el terreno, dispuesto: un solar adjunto de unos 20.000 metros cuadrados a los campos actuales y que está destinado al uso deportivo. Ahí se pondrían construir varios campos. «El futuro pasa por recuperar el Mundial'82 y convertirlo en una instalación intermedia entre Las Gaunas y Pradoviejo, con un campo que pueda dar servicio a más equipos», prosigue el concejal de Deportes. «El sentido común nos lleva a actuar ahí y potenciar el foco deportivo que existe con Las Norias y el Adarraga», concluye.

Dispuestos al acuerdo

Por parte de la Federación Riojana de Fútbol, no habría ningún problema en revertir el uso de las instalaciones, que están bajo su gestión hasta dentro de dos décadas. «Se está dispuesto a dejar la concesión, pero con condiciones a la hora de que se respeten ciertas cosas, como contar con horas para las ocho selecciones riojanas o a la escuela femenina y que puedan jugar ahí», explica Pedro Fernández.

La Federación ha invertido dinero en el mantenimiento de esas instalaciones, pero reconoce que sólo una institución como el Ayuntamiento de Logroño sería capaz de realizar las obras necesarias para la ampliación del Mundial'82.

«Entendemos que Logroño necesita más instalaciones para los clubes y también un segundo campo con una capacidad de unos 3.000 espectadores para acoger a equipos de División de Honor, a la Sociedad Deportiva Logroñés si lo pide o a otros clubes. Se evitarían los problemas que han sucedido este año», reflexiona el secretario general de la Federación Riojana.

Así que habrá que esperar al menos a finales del 2019 a que las máquinas entren a ampliar el Mundial'82.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos