El 'Rey Arturo' busca saldar cuentas pendientes con la Champions

Vidal promete «dejar la vida en el campo» por cosechar títulos con el Barça y asegura que no es «antimadridista», pese a sus pasados roces

ÓSCAR BELLOT

«Yo tengo una cuenta pendiente conmigo que es ganar la Champions. Espero conseguirlo en el mejor equipo del mundo». Con estas palabras explicaba Arturo Vidal los motivos que le llevaron a fichar por el Barcelona después de tres temporadas en el Bayern de Múnich y cuando todo apuntaba a que su siguiente destino iba a ser el Inter de Milán.

El chileno, que fue presentado ayer como nuevo futbolista del Barcelona, se mostró «muy feliz» con su nuevo equipo, al que estará ligado las tres próximas campañas y por el que prometió «dejar la vida en el campo». «Ojalá pueda ganar tres Champions en estos tres años», proclamó.

El volante, cuarta incorporación del vigente campeón de Liga este verano tras las llegadas del francés Clément Lenglet y los brasileños Arthur y Malcom, reforzará una medular a la que aportará garra y llegada, supliendo el hueco que dejó Paulinho con su regreso al Guangzhou Evergrande. Una salida, la del internacional brasileño, que no gustó a Ernesto Valverde, que pidió al club un esfuerzo para rellenar la vacante dejada por un futbolista cuyo fichaje despertó muchas reticencias el anterior verano al tener un perfil que no encajaba con el molde tradicional del centro del campo azulgrana pero que acabó tapando bocas al firmar 9 dianas en los 34 partidos de Liga que disputó.

«Creo que tengo la misma mentalidad que los jugadores que están acá. Lo importante en el fútbol es ganar», apuntó Vidal en referencia a quienes dicen que él tampoco tiene el ADN del Barça. «Vengo con la mejor energía, con todo el corazón y a dejarlo en la cancha», enfatizó el futbolista, que manifestó que el Barcelona «es un escalón mucho más grande que el Bayern de Múnich», su equipo de procedencia.

A sus 31 años, Vidal tuvo que superar una exhaustiva revisión médica que confirmó el buen estado de su rodilla derecha, que le mantenía de baja desde abril. El chileno señaló que se encuentra «bien» y aseguró que está «en forma». Dijo además que no se considera «antimadridista», pese a que ha tenido varios roces con los futbolistas del Real Madrid en el pasado. «Yo soy rival de todos los equipos que jueguen en contra del Barcelona de aquí en adelante», atajó un jugador cuyo aterrizaje amplía el abanico de opciones que tiene Valverde en la media.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos