La Vuelta mira a las etapas del norte con todo por resolver

Nairo Quintana, Alejandro Valverde y Eusebio Unzue, ayer durante la comparecencia de Movistar. :: efe/
Nairo Quintana, Alejandro Valverde y Eusebio Unzue, ayer durante la comparecencia de Movistar. :: efe

Nairo Quintana, Yates, Valverde, López o Urán deberán demostrar sus capacidades en la montaña

CARLOS DE TORRES/EFE SALAMANCA.

La Vuelta 2018 disfrutó ayer de la primera jornada de descanso en Salamanca con los diez primeros de la general en 48 segundos, comandados por el británico Simon Yates y con un abanico de posibilidades que se van a descubrir en esta semana con el tríptico de montaña asturleonés como juez. Yates se puso el maillot líder en La Covatilla, pero le siguen Alejandro Valverde a un segundo y Nairo Quintana a 14. Dos hombres del Movistar, el equipo que llega con las mejores bazas a un tramo de la Vuelta donde los ascensos a La Camperona, Praeres y Lagos de Covadonga deben marcar el futuro hacia Madrid.

«Creo que tengo una buena oportunidad de ganar la Vuelta», dijo Quintana en la jornada de reposo. El colombiano, sentado al lado de Valverde, destilaba confianza, más que en el Tour de Francia, donde cosechó un suspenso que ahora debe compensar. Sabe el colombiano, favorito de hecho, que sus enemigos los tiene en su país, pues Miguel Ángel López y Rigoberto Urán, séptimo y octavo, respectivamente, a un puñado de segundos, le van a dar mucha guerra.

Los cálculos están hechos en Movistar, la idea es alcanzar el maillot rojo en la siguiente jornada de descanso tras la etapa de Lagos, la jornada reina de la presente edición.

Colombianos aparte, la igualdad de la Vuelta otorga opciones a corredores como el alemán Buchmann, el español Ion Izagirre o el holandés Kruijswick, sin olvidar a los corredores que se encuentran en el margen de 1.30 minutos, o sea, Aru y los españoles David de la Cruz y Enric Mas. No podrán luchar Vincenzo Nibali, Richie Porte o Ilnur Zakarin.

Con todo por resolver, la Vuelta entra en zona caliente con una semana con protagonismo estelar para el tríptico asturleonés en las etapas 12, 13 y 14, en las que espera La Camperona, que vuelve tras dos años para ofrecer un duro ascenso que concluye a casi 1.600 metros de altitud. Un día más tarde, coincidiendo con el Día de Asturias, 8 de septiembre, un plato fuerte con la llegada al inédito les Praeres Navia, una novedad que puede sorprender por su ascenso explosivo de 4 kilómetros que incluye rampas del 15 por ciento.

La trilogía de montaña se cerrará con la mítica cima de los Lagos de Covadonga, que será visitada por La Vuelta por vigésima primera ocasión. Con un desnivel de 4.000 metros la etapa promete, ya que además incluirá una doble subida a El Fito. Nairo Quintana fue el último conquistador de los Lagos y un hombre importante en la carrera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos