Montaña, crono larga y final explosivo

Montaña,  crono larga  y final explosivo

La Vuelta a España apuesta una vez más por recorridos nuevos y jornadas para el espectáculo

CARLOS DE TORRES ESTEPONA.

El recorrido de la Vuelta 2018 en su 73 edición su sello habitual de abundante montaña e incluye una crono larga de 32,7 kilómetros en la última semana que será uno de los jueces de la prueba junto al Coll de la Gallina, puerto andorrano que espera la víspera del final en Madrid.

Fiel a su estilo de buscar nuevos alicientes montañosos la Vuelta, que comenzará en Málaga el 25 de agosto y finalizará en Madrid el 16 de septiembre, hace un nuevo llamamiento a la batalla por todo lo alto, aunque en esta ocasión el recorrido se muestra más amable para los velocistas que tendrán sus opciones de gloria en varias etapas.

En el menú se incluyen 5 etapas de montaña, 2 finales en alto, 6 de media montaña, 6 llanas, dos contrarrelojes, la inicial de 8 kilómetros y una larga de 32,7 en la decimosexta y 2 jornadas de descanso.

La etapa reina se deja para el penúltimo día de carrera. Seis puertos y final en alto

Las grandes novedades son los nuevos puertos de Alfacar (Granada, 4a etapa), Les Praeres (Asturias, 14a) y el Monte Oiz (Bizkaia, 17a), novedades que se mezclan con el tradicional ascenso a Lagos de Covadonga y el menos habitual de La Covatilla en Salamanca, que aportará interés a la segunda semana. En el tríptico astur leonés de las etapas 12, 13 y 14, espera La Camperona, que vuelve tras dos años para ofrecer un duro ascenso que concluye a casi 1.600 metros de altitud.

Un recorrido «equilibrado con ocasiones para todos que busca el espectáculo de principio a fin», según explicó Javier Guillén, director de la Vuelta, y con una tercera semana explosiva que decidirá el podio, con la crono de Cantabria y sobre todo, el último escalón con la etapa reina el penúltimo día con final en el Coll de la Gallina, con 6 puertos y meta a casi 1.580 metros de altitud.

 

Fotos

Vídeos