«Tras las carreras no hay tiempo para celebrar y esto es una pasada»

Vlad, en el medio, con amigos y vecinos de Entrena. :: d.m.a./
Vlad, en el medio, con amigos y vecinos de Entrena. :: d.m.a.

El Ayuntamiento de Entrena homenajea a Vlad Dascalu en un acto sorpresa al que acudieron algunos de los mejores ciclistas de La Rioja

DIEGO MARÍN A.ENTRENA.

Anoche, por sorpresa -aunque algo se mascaba el protagonista-, Vlad Dascalu recibió un baño de multitudes en su pueblo, Entrena. Cientos de personas le esperaban en la plaza de la Iglesia para felicitar al campeón. El Ayuntamiento de Entrena preparó un sencillo pero emotivo homenaje al ciclista rumano. Primero recibió un ramo de flores, después, el grupo de danzas bailó para él y, después, desde el balcón del Consistorio, la alcaldesa de la localidad, Dolores Aragón, le dedicó un discurso; sus amigos, unas palabras y también los ciclistas del pueblo Víctor Sáenz Durán y Marco Sufrategui. Además, Dascalu recibió una placa conmemorativa y firmó en el libro de honor de Entrena.

«Como vecino de Entrena, lleva recorriendo el mundo y triunfando y este era el momento de realizarle un reconocimiento de su categoría», explicó Dolores Aragón. Y es que, aunque llegó a Entrena junto a su familia siendo un niño de 9 años, aquí, en La Rioja, lleva viviendo la mayor parte de su vida, más de 13 años. «Vlad es un entrenero más», expuso la alcaldesa, y recordó: «Siempre ha estado trasteando con la bicicleta en la montaña y los amigos que iban con él vieron que era un chaval prodigioso, que tenía mucha habilidad con la bicicleta de montaña, un deporte que le gustaba mucho, y el resultado, al final, ha sido bueno». Entrena ya puede presumir de tener como vecino a un campeón del mundo, por eso Aragón confiesa que «estamos orgullosos porque desde la primera copa que ganó siempre le hemos seguido».

El homenaje no se lo quisieron perder otros célebres ciclistas riojanos, como Carlos Coloma y Sheyla Gutiérrez, aunque hubo otros muchos, como Laura Kalberg, Diana Fernández, Santi Pisón, etc. «Ha sido una sorpresa muy grata que haya venido tanta gente. Tengo que dar las gracias a todos los que han hecho de este, un día tan especial», confesó el propio Vlad Dascalu tras el homenaje, y es que «al final de las carreras no hay mucho tiempo para celebrarlo y esto es una pasada». Pero es que, además, Entrena es donde Dascalu empezó a pedalear: «Aquí fueron mis inicios en el ciclismo, donde conocí a personas que me han ayudado en este deporte y donde di mis primeras pedaladas».