A Sheyla Gutiérrez le toca trabajar y sufrir para decir adiós a sus opciones en la Bira

Sheyla Gutiérrez. /Movistar
Sheyla Gutiérrez. / Movistar

LA RIOJALOGROÑO.

A Sheyla Gutiérrez le tocó ayer sufrir y trabajar para que sus compañeras Mavi García y Eider Merino se mantuviesen en el 'top ten' de la clasificación de la Vuelta al País Vasco femenina (Bira). La riojana fue una de las encargadas del Movistar de trabajar antes del durísimo último puerto que rompió el pelotón y que, debido a las duras condiciones atmosféricas, dejó a las corredoras heladas.

La etapa la ganó la estadounidense Tyler Wiles con una exhibición. Entró solitaria en la meta, por delante de un terceto con Longo, Paladin y Van Vleuten.

La de Varea perdió ayer 3m 3s después de concluir su trabajo a pie de puerto y se despide de sus opciones en la general después de una tercera jornada muy dura.

Pero sólo será la antesala de lo que ocurra hoy, con una larguísima jornada de 156 kilómetros con dos puertos de Tercera, uno de Segunda y un último de Primera, a 18 kilómetros para la línea de meta.