Coloma, un campeón entre purasangres