LIGA ASOBAL

Viaje peligroso a Pontevedra

Imanol Garciandia frena a Edu Cadarso durante un entrenamiento del Ciudad de Logroño. :: Díaz Uriel/
Imanol Garciandia frena a Edu Cadarso durante un entrenamiento del Ciudad de Logroño. :: Díaz Uriel

Un Logroño en cuadro visita la complicada pista de un Teucro prácticamente salvado | Con las ausencias de Montoro y Paredes, y con Garabaya, Del Arco, Krupa y Castro tocados, los franjivino defenderán la cuarta plaza en Galicia

Martín Schmitt
MARTÍN SCHMITTLogroño

El Ciudad de Logroño no puede despistarse. En esta Liga Asobal tan apretada, cualquier tropiezo puede significar una importante caída. Porque entre el tercer clasificado, el Fraikin Granollers, y el octavo, el Ciudad Encantada, sólo hay tres puntos de diferencia. Entre los 30 de los vallesanos y los 27 conquenses, acechan el Ciudad de Logroño -cuarto con 30 puntos-, el Huesca (29), el Anaitasuna (28) y el Guadalajara -séptimo con 27 puntos-. Los billetes para Europa de la temporada próxima están carísimos. Por tal motivo, los de Jota González no se pueden dejar puntos en el camino.

Sin embargo, el conjunto franjivino viaja a Pontevedra en cuadro. Ángel Montoro, con ciática y problemas en un gemelo, y Pablo Paredes, con paperas, se quedaron en Logroño. Jakub Krupa, por su parte, con un problema en su hombro izquierdo, Juan del Arco, con molestias musculares en el abdomen, Rubén Garabaya y Juan Castro, recuperado de un esguince, no llegan en las mejores de la condiciones a un choque complicadísimo. Enfrente estará un equipo que se le da bastante mal a los riojanos y que llega a este encuentro prácticamente salvado del descenso y después de vencer al Benidorm en su pista.

Y todo ello después de dos semanas de descanso por el parón por selecciones. «Tengo la sensación que estas semanas de descanso nos traen un montón de problemas cuando debería ser justo lo contrario», se lamentó Jota González.

El entrenador franjivino reconoció que el estilo del Teucro no le es favorable al Ciudad de Logroño. «Son equipos muy agresivos en los uno contra uno, tienen mucho lanzamiento exterior y un juego con mucha continuidad. Es un ataque muy pegajoso que no te deja descansar ni un segundo», apuntó el preparador.

A su juicio, la clave del encuentro será el estado de la defensa. «En ataque hemos demostrado que, mejor o peor, siempre nos termina funcionando, por lo que la clave es la defensa. Ahí han estado los resultados», añadió el entrenador vallisoletano.

Para él, este encuentro en tierras gallegas es vital para continuar en la lucha por los puestos europeos. «Creo que una vez que hemos llegado hasta aquí, hay que intentarlo. Este encuentro ante el Teucro es muy importante para seguir marcando distancias porque si pierdes bajas tres puestos enseguida», destacó.

Más

 

Fotos

Vídeos