Un tono físico sobresaliente

Un tono físico sobresaliente
Juan Marín

El cuerpo técnico franjivino, satisfecho por cómo han llegado los jugadores

Eloy Madorrán
ELOY MADORRÁNLogroño

Continúa la primera semana de trabajo del Ciudad de Logroño. Los hombres que dirige Miguel Ángel Velasco van cumpliendo el plan semanal, alternando el ejercicio físico y el táctico. Pista de carreras y cancha de balonmano. Para los más veteranos de la plantilla esto no supone ninguna novedad. El conjunto franjivino viene realizando el mismo tipo de pretemporada durante los últimos años. La llegada de Velasco a la dirección del equipo, en este caso, no ha supuesto una variación.

En esta etapa del año adquiere más relevancia el papel de Xenxo Díaz, fisioterapeuta del club, y mano derecha de Velasco mientras no se confirme la identidad del segundo entrenador. En el caso de que finalmente se cubra ese puesto.

El gallego Xenxo se encarga de supervisar el estado físico de todos los jugadores. Además, trabaja más específicamente con Erik Balenziaga, que se recupera de la rotura del ligamento cruzado anterior que sufrió el pasado mes de febrero en su rodilla derecha. Su regreso a las canchas va según los plazos previstos, incluso mejor, pero habrá que tener paciencia con el central de Zarauz.

El cuerpo técnico del Ciudad de Logroño está muy contento con la tono físico general de la plantilla. «No quiero ser generoso, pero rozarían el sobresaliente. Tanto en la carrera continua como en la pista de balonmano, donde hemos empezado más fuerte que en años anteriores, la gente está respondiendo bien», reconoció ayer Xenxo Díaz mientras la plantilla se ejercitaba por la mañana en el Palacio de los Deportes.

Las vacaciones son milagrosas. Para jugadores que sufren una gran carga de partidos en un tiempo limitado, poder disfrutar de más de dos semanas consecutivas de relax es algo fundamental para recuperar. «Los que se han ido con mucha fatiga o incluso algo tocados, han vuelto recuperados. Y los nuevos, como es de esperar porque son jóvenes, están dando la talla», confirmó Xenxo Díaz.

Cinco jugadores nuevos se han incorporado hasta el momento al Ciudad de Logroño. El portero Sergey Hernández (23 años), James Júnio Scott (22 años), Erik Balenziaga (25 años), Balint Fekete (23 años) y Tomás Moreira (26 años). Restan por llegar el serbio Vanja Ilic (25 años) y los tres cubanos: Frank Cordie (21 años), Dariel García (21 años) y Claudio Ramos (20 años).

«James está bien, Balint también, Tomás muy bien para ser un pivote, que siempre tienen unas características diferentes», repasó Xenxo Díaz.

Distribución de cargas

Una de las tareas más complicadas a la hora de planificar una pretemporada es la distribución de las cargas de trabajo. Que no sea una semana que machaque a los jugadores, pero que sea lo suficientemente exigente para que mejoren. En el punto medio está la virtud. Y ese es el objetivo de Miguel Ángel Velasco y Xenxo Díaz a la hora de diseñar el trabajo semanal. Quedan muchos días por delante y tampoco se puede sobrecargar a la plantilla.

El fisioterapeuta explica el desarrollo de la pretemporada que ha previsto para la plantilla del Ciudad de Logroño: «Está fijado con antelación. Es más, llevamos haciendo este mismo plan en los últimos cuatro o cinco años. Vamos variando un poco en función de la gente que hay cada año, pero los objetivos están marcados: cuando son semanas de mucha carga, cuando son semanas de más táctica y de juego real... Todo eso está marcado en coordinación con Miguel Ángel Velasco».

Más allá de los típicos problemas menores de las pretemporadas (rozaduras, sobrecargas...) la primera semana transcurre con tranquilidad en el seno del Ciudad de Logroño. El problema más importante que tiene que solucionar Velasco es la falta de personal para completar los entrenamientos ante las ausencias de los serbios Ilic y Kukic, y los tres cubanos. Para ello, el técnico está echando mano de jugadores de la cantera, como es el caso del zurdo del Calasancio David Cadarso, hermano pequeño de Eduardo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos