El Sporting se topa con un hueso duro de roer como el Errotabarri

Masha es duda para hoy. :: M.h./
Masha es duda para hoy. :: M.h.

M. SCHMITTLOGROÑO.

El Logroño La Rioja no puede permitirse más pasos en falsos como el de la jornada pasada, cuando empató in extremis (23-23) con el Castro Urdiales en la pista de Lobete. Un inesperado empate que se minimizó con la igualada del Pereda en su encuentro ante el Lagunak. El Lanzarote, el Pereda y el Sporting están igualados a 40 puntos y la clasificación dependerá de la regularidad de estos tres equipos en los últimos tres encuentros que restan de la Liga regular. Hay tres equipos y solo dos plazas para jugar el play off.

Esta tarde pisa el parqué de Lobete un hueso duro de roer: un Ermuko Errotabarri que pese a ocupar la cuarta plaza del Grupo B, está demasiado lejos para luchar por el play off. No obstante, las riojanas saben que no se pueden fiar del conjunto vasco, que viene de vencer al Beti Onak y al Castro Urdiales y de caer hace tres jornadas ajustadamente contra el Pereda (23-25).

Se trata de un equipo rocoso, muy duro en defensa, que pondrá contra las cuerdas a las riojanas, que necesitan seguir sumando para no perder comba con el Pereda el Lanzarote.

El Sporting no llega en su mejor encuentro. Al margen del tropiezo del fin de semana pasado contra el Castro Urdiales, que dejó bastante tocadas a las riojanas, Juanjo Lalinde llega a este encuentro con bastantes jugadoras entre algodones. Carla Rivas, que salió a jugar en los últimos minutos ante el Castro Urdiales, es duda. Al igual que la primera línea Celia López, que lleva sin jugar unas cuantas semanas. Y Masha, una de los pilares defensivos y ofensivos del equipo logroñés, sufrió un esguince en su mano derecha (ella es zurda), por lo que también peligra su participación esta tarde. Piedras que se ponen en el camino de un Sporting que deberá sacar lo mejor de sí mismo para seguir en la lucha.