El Sporting La Rioja se trae de Cantabria un empate que le sabe a gloria

Las de Juanjo Lalinde igualan ante un Pereda combativo que no había cedido un punto en su pista desde abril del 2016

MARTÍN SCHMITTLOGROÑO.

El Sporting La Rioja empató ayer en Santander ante el Atlántico Pereda en un encuentro que pudo haber ganado cualquiera. De hecho, si las chicas de Juanjo Lalinde hubiesen gestionado mejor el último ataque (con 23-24 en el marcador), las riojanas hubiesen regresado con un punto más. Pero el gol de Ana Barquín de contraataque en el último instante no amargó a las logroñesas, que, de cara al play off mantienen el 'goal average' a favor, haciendo bueno el 30-21 de la primera vuelta.

24 Atlántico Pereda

Marta, Sheila (1), Ana Barquín (8), Verónica (2), Sara (2), Alexia, Mari Victoria (3), Claudia, Tania, Aída (5), Belén (3) y Silvia.

24 Sporting

Elena, Rebeca, Dani (2), Masha (3), Iris (1), Sara, Valentina, Lucía Serrano, Maite, Celia (1), Carla (2), Lucía Ladrera (6), Silvia Ederra (9), Sara Pérez y Amaia.

Parciales
1-0, 3-3, 6-3, 8-6, 11-9 y 13-12 (descanso); 15-14, 18-16, 20-18, 20-20, 21-23 y 24-24 (final).
Árbitros
Zaragueta y Oyarzun. Excluyeron a las locales Sheila (3) y Mari Victoria, y a las visitantes Sara Sicilia, Carla (2) y Silvia Ederra (2).

Comenzó con más intensidad el Pereda. Sin embargo, su máxima figura, la internacional por Puerto Rico, Sheila Enid Hiraldo, se marchó a la grada después de ser excluida por tercera vez en el minuto 6 de la primera parte (la última por protestar la decisión arbitral).

De todas formas, ante un pabellón lleno que puso bajo mucha presión a las sportinguistas, las locales abrieron una brecha que llegó a ser de tres goles, aunque las buenas defensas de las logroñesas y el buen papel de Silvia Ederra en los seis metros neutralizaron la ventaja local inicial.

Sin embargo, las de Juanjo Lalinde perdieron a una de sus figuras en ese primer tiempo. Celia López recibió un golpe en la rodilla y no pudo volver a la pista.

La segunda parte fue muy igualada, igual que los primeros treinta minutos, aunque a diez minutos del final el Sporting dio un paso al frente. Gracias a buenas defensas que permitieron algunos goles fáciles, las de Juanjo Lalinde empezaron a comandar el partido. De hecho, entraron a los últimos seis minutos con una renta de tres goles (20-23). Una diferencia que fue limando el Pereda hasta los instantes finales, en los que Ana Barquín consiguió el empate.