BALONMANO

Los reyes del empate

Miguel Ángel Velasco da una orden durante un encuentro en el Palacio. :: F. Díaz/
Miguel Ángel Velasco da una orden durante un encuentro en el Palacio. :: F. Díaz

En cinco jornadas, el Logroño igualó los mismos partidos que todo el curso pasado

MARTÍN SCHMITT LOGROÑO.

El Ciudad de Logroño parece estar abonado al empate. En este inicio de curso, tras cinco encuentros disputados, los franjivino han igualado en tres ocasiones diferentes, la misma cantidad de encuentros que durante toda la temporada pasada. Eso sí, los empates cosechados por los de Miguel Ángel Velasco han sido, hasta el momento, frente a rivales directos. Equipos como el Ademar de León, el Fraikin Granollers y el Bada Huesca, que con seguridad estarán luchando por los puestos europeos en el mes de mayo.

La primera igualada de la temporada del Ciudad de Logroño fue precisamente en León, ante el Ademar y en el último suspiro, lo que dejó en el seno del conjunto franjivino un gusto muy dulce. Fue en la última jugada del encuentro, cuando los árbitros pitaron pasivo al Ademar. Rápidamente, Edu Cadarso vio a Vanja Ilic corriendo por la banda y no dudó en lanzarle el balón para que el serbio sentenciara el empate (27-27) con una rosca preciosa.

Si ese empate se celebró, el siguiente dejó peor sabor de boca, porque fue el Granollers, a quince segundos del final, el que se aseguraba el 26-26 gracias a un tanto de Oswaldo. No obstante, teniendo en cuenta de que los vallesanos son un rival directo de los riojanos, las consecuencias de ese empate no fueron drásticas.

El récord de empates lo logró en la 2008/09, cuando el equipo franjivino igualó ocho veces

En la tercera y cuarta jornada, respectivamente, los logroñeses lograron sus primeras victorias del curso frente al Teucro (26-31) y al Puente Genil (32-23), en el Palacio de los Deportes. Pero en la quinta fecha, el sábado pasado, el Ciudad de Logroño empalmó el tercer empate de la temporada frente a otro de los equipos que lucharán por jugar competiciones europeas: un Huesca que mostró ambición, hambre y una defensa compacta e intensa.

De hecho, el conjunto riojano caía por tres goles (25-22) a falta de tres minutos. Imanol Garciandia, primero, y Edu Cadarso, por partida doble y a través de sendos penaltis, consiguieron igualar el encuentro a falta de menos de un minuto. Un empate que se mantuvo hasta el final.

Desde que el Ciudad de Logroño se hizo un habitual en las competiciones europeas, los empates comenzaron a ser prácticamente testimoniales. Uno por temporada, como el de la 2015/16, ante el Ciudad Encantada en Cuenca, en la sexta jornada, o dos, como en el curso 2016/17, en la 2014/15 o la 2012/13, la misma en que el equipo franjivino ganó en casa contra el Atlético de Madrid y el Barcelona, respectivamente.

En el inicio de la andadura del cuadro franjivino en la Liga Asobal, los empates eran más habituales. Por ejemplo, en la primera campaña de los riojanos en la máxima categoría consiguió igualar en cuatro ocasiones; dos años después, en la 2008/09, en lo que fue su récord histórico, los franjivino empataron nada menos que ocho veces. Esa temporada, los riojanos acabaron en la séptima posición.

Por otro lado, el Benidorm recibe esta noche al FC Barcelona (20.30 horas), en un choque adelantado.

 

Fotos

Vídeos