LIGA ASOBAL

«Quiero que el equipo defienda agresivo y que eso se convierta en recuperaciones de balón y ritmo alto de juego»

Miguel Ángel Velasco posa en el gimnasio del Palacio de los Deportes mientras trabajan los jugadores. / JUAN MARÍN
Miguel Ángel Velasco posa en el gimnasio del Palacio de los Deportes mientras trabajan los jugadores. / JUAN MARÍN

Diario LA RIOJA ha hablado con el técnico para conocer sus impresiones después de trabajar ya con la plantilla

ELOY MADORRÁN LOGROÑO.

Miguel Ángel Velasco (20/03/1984. Nava de la Asunción, Segovia) debuta esta temporada como primer entrenador del Ciudad de Logroño, recogiendo el testigo de su amigo Jota González.

- ¿Cómo es esto de ser primer entrenador? Ha tenido una transición con bastantes meses, supongo que eso le habrá ayudado a hacerse a la idea.

- Al principio sí que cambió bastante porque pasé a estar colgado del teléfono todo el día: mirando jugadores, mirando mucho vídeo, hablando con representantes, que es algo que no había hecho hasta ahora porque se encargaba Jota. En ese aspecto he notado el cambio. Pero luego ha habido tanto tiempo hasta que hemos vuelto a empezar. Han sido dos meses locos, hasta que estuvo cerrado el equipo. Pero luego he estado más tranquilo.

- ¿Nota una presión especial? Ahora tiene que dar la cara, asumir responsabilidades, atender a los medios de comunicación...

- Sí, cambia el asunto de la presión, aunque de momento estoy tranquilo porque no hay competición. Luego ya veremos cómo afrontamos ese aspecto. En cuanto a la prensa no puedo tener queja porque aquí nos tratan muy bien. Os conozco a todos, todos me conocéis a mí, así que en ese aspecto tampoco hay quejas.

- En cuanto al asunto de tratar con representantes supongo que Jota le habrá ayudado al principio, habrá sido una transición suave

- Sí, sobre todo al principio, cuando Jota decidió marcharse. Entonces sí que le pedía consejo. Pero luego, a las dos o tres semanas le dejé tranquilo y empecé a hacerlo solo. Además, Jaime González y Ángel Rituerto tienen mucha experiencia en estas cosas y me han ayudado mucho.

- El público en general conoce el mundo de los intermediarios más por el fútbol, pero en balonmano es también un mundo a parte.

- Tienes representantes que les pides un lateral izquierdo, por ejemplo, y tienen doce para ofrecerte, y todos buenos. En ese aspecto, si no los conoces, te intentan vender jugadores que realmente no necesitas. Es un mundo que hay que controlar.

- ¿Está contento con la plantilla que tiene? ¿Son primeras opciones dentro de las posibilidades del Ciudad de Logroño?

- Ahora mismo sí. A priori te puedes hacer una idea mucho más ambiciosa, pero te vas dando cuenta en tres días que esa ambición es imposible por temas presupuestarios. Hemos ido viendo jugadores que dentro de nuestras posibilidades pudieran aceptar venir a Logroño. Y dentro de lo que hemos mirado, no sé si la palabra es acertado porque llevamos poco tiempo entrenando, pero estoy muy contento.

- Usted era el enlace entre la plantilla y Jota. Hacía de poli bueno, jugaba a las cartas con ellos... ¿Su forma de relacionarse con ellos va a cambiar?

- Hasta el momento mi relación con ellos sigue siendo bastante parecida a la que tenía antes. Ya lo era cuando ellos supieron que iba a ser el entrenador. Al final son detalles, igual un día juego a las cartas con ellos, igual otro no. Ellos, al verme como primer entrenador, también me tratan de manera diferente. No es cosa sólo mía, también de ellos.

- Hablando de segundos entrenadores, ¿cómo van las negociaciones para incorporar al suyo?

- Seguimos trabajando.

- Después de los primeros días de entrenamiento, ¿cuál es su primera valoración?

- Cuando le decía que estoy contento con la plantilla es por eso, porque han venido muy bien físicamente todos, se nota que han trabajado en verano. Y sobre todo estoy contento porque cuando me pongo en la pista a entrenar no hace falta apretar a nadie, todo el mundo va a tope. Y eso es de agradecer.

- ¿Le preocupa que los cubanos tarden en llegar y se pierdan bastante parte de la pretemporada?

- Sí, sí que me preocupa porque son gente joven que todos los conceptos que estamos trabajando ahora les vendrían muy bien. Y no sabemos cuándo van a llegar. Es un tiempo muy valioso perdido para ellos y para nosotros. Como ya he comentado antes, es lo que hay, habrá que esperar a que lleguen y luego ya veremos cómo afrontamos su incorporación al ritmo del equipo.

- La recuperación de Balenziaga va bien en plazos. ¿Podemos dar una fecha a los aficionados?

- Va muy bien, mejor de lo previsto. Pero ya sabe cómo es esto... El inicio de la competición es muy exigente, pero a partir de octubre, si no ocurre ningún contratiempo, lo más seguro es que esté. Pero hay que tener cuidado, a ver si por ganar dos semanas, luego vamos a ir cuatro hacia atrás.

- Viendo la plantilla justa por la parte derecha, ¿Fekete está llamado a participar tanto en el lateral como en el extremo?

- Sí, cuando le fichamos ya sabíamos que podía hacerlo. No es un extremo pero puede echar una mano para que descanse Javi. Además, lo sabe y por lo que he hablado con él está encantado.

Una defensa agresiva

- ¿Cómo le gustaría que jugase el Ciudad de Logroño de Miguel Ángel Velasco?

- Quiero seguir en la línea que estamos, aunque me gustaría defender bastante agresivo. Me gustaría que esa agresividad se tradujera en recuperación de balones, en paradas de portero para darle ritmo a los partidos. Y, como a la mayoría de los entrenadores, me gustaría que el equipo jugara bonito en ataque. En este aspecto hay que adaptarse a los jugadores que tenemos y en eso estamos trabajando.

- ¿Sigue hablando con Jota a menudo?

- No es como antes, pero solemos hablar. Nos damos un telefonazo y nos contamos cómo nos va a cada uno.

- ¿Y le ha dado algún consejo?

- No, la verdad que no. Hablamos de balonmano en general, de nuestra vida, pero... (niega con la cabeza). Yo creo que me dio todos antes de irse (risas).

- ¿Cómo lleva las declaraciones de Jota en las que asegura que usted es mejor entrenador que él, que el club está en buenas manos con usted?

- Alguna vez me he enfadado con él cuando lo decía, porque yo creo que no es verdad. Jota tiene una carrera que yo no tengo, que yo debería demostrar para que esas palabras fueran verdad. Creo que como somos muy amigos y me tiene muy visto, sé que no lo dice por quedar bien, sabiendo cómo es.

- Jota pone mucho énfasis en el hecho de que al haber sido jugador, usted sabe leer los partidos mejor que él.

- Puede ser, no lo sé. Si fuera así no habría grandes entrenadores que no fueron jugadores en su día, y los hay. Es cierto que haber sido jugador es un plus, pero nunca se sabe.

- El años pasado la masa social del Ciudad de Logroño dio un paso adelante y viajó con el equipo y lo arropó en los momentos más delicados. ¿Eso reconforta?

- Veníamos de estar unos cuantos años arriba y en las primeras jornadas nos metimos abajo. Estábamos jodidos, pero con la sorpresa de que teníamos a nuestro favor a todo el mundo. Algo que no es fácil cuando has estado tanto tiempo arriba... Estar abajo y que te sigan, valoren tu esfuerzo aunque las cosas no salgan bien... Para nosotros fue muy importante.

- ¿Qué salto de calidad podría dar este equipo si tuviera un patrocinador?

- (silencio) Según está la liga, depende de qué patrocinador, claro, pero según está la liga sería un salto bastante grande.

- ¿Le da pena la situación del club, sin patrocinador a pesar de estar entre los mejores de España y jugando en Europa?

- Podríamos estar llorando todos los días en la prensa, pero no serviría de nada. El club está haciendo su trabajo, que es intentar encontrar un patrocinador. Lo intentan y no llega, así que habrá que seguir trabajando. No sirve de nada decir que éste le da éste y a mí no. Hay que seguir trabajando.

- ¿Es factible sorprender al Barcelona a un partido único, como en la Supercopa de España?

- A un partido es verdad que puede pasar cualquier cosa, pero hemos visto estos años atrás que es súper complicado vencerlos. Por ilusión, trabajo y ganas no va a ser. Pero tenemos delante a un Barcelona que este año se ha reforzado bastante.

- ¿Qué tal fue la experiencia de estar de segundo con Jordi Ribera en la selección, en los Juegos del Mediterráneo?

- Muy buena, diferente a lo que se hace en los clubes. En ese aspecto estoy muy contento de haber formado parte de una selección española absoluta durante un mes. Me ha aportado experiencia y mucho trabajo, un trabajo diferente.

- El hecho de que Jordi Ribera cuente con usted le abre las puertas a futuras convocatorias.

- No lo sé. Yo he hablado con él y me dijo que me llamaba para esto puntual porque ya tiene un segundo. Pero siempre que ha habido oportunidad de llevar a una selección inferior me ha llamado. En ese aspecto estoy contento porque eso significa que Jordi ve algo (risas).

- Hablemos de la cantera. Este año Eduardo Cadarso tiene que dar un salto de calidad. Además su hermano David está haciendo la pretemporada con ustedes. Está Javi Romeo como tercer portero del primer equipo... ¿Esta es la línea?

- Ha dicho estos tres, pero también Ernesto López y Javier Espinosa estarían con nosotros haciendo la pretemporada si no se hubieran ido fuera de Logroño a estudiar. Tenemos a Álvaro que ha estado con la selección promesas, que es zurdo, y también puede entrar en algún momento con nosotros. En ese aspecto, quien vaya progresando y avanzando, tendrá estas puertas abiertas. Otra cosa es que puedan llegar a jugar, que ya sabemos que es difícil.

 

Fotos

Vídeos