Balonmano

El primero para Dinamarca

La selección danesa levanta el ansiado trofeo. /EFE
La selección danesa levanta el ansiado trofeo. / EFE

Los nórdicos vencen a Noruega con claridad y logran el único Mundial de su historia

EFE Madrid

La selección danesa de balonmano rompió el maleficio que parecía perseguirle en los Mundiales al coronarse por primera vez en su historia campeón universal al imponerse por 22-31 ante Noruega en una final que dejaron prácticamente sentenciada al descanso. Tal y como reflejaron los siete goles de ventaja (11-18) con los que el conjunto danés cerró un primer tiempo, en el que los de Jakobsen superaron por completo a Noruega gracias a su defensa.

22 NORUEGA

Bergerud; Bjornsen (2), Rod (2), Gullerud (-), O'Sullivan (-), Sagosen (3, 1p) y Jondal (9, 1p) -equipo inicial- Christensen (ps), Myrhol (1), Jakobsen (-), Overby (1), Johannessen (3), Tangen (-), Reinkind (1), Blonz (-) y Hansen (-).

31 DINAMARCA

Niklas Landin; Svan (4), Mikkel Hansen (7, 2p), Olsen (5), Lauge (4), Magnus Landin (3) y Zachariassen (3) -equipo inicial- Green (ps), Mortensen (-), Markussen (-), Lindberg (-), Mollgaard (-), Mensah (4), Henrik Toft (-), Oris (1) y Hald (-)

Marcador cada cinco minutos
3-3, 5-7, 6-10, 8-11, 10-14 y 11-18 (Descanso) 13-21, 15-21, 15-24, 16-26, 19-30 y 22-31 (Final).

Y es que tras dejarse escapar el oro ante Francia, en la final del Mundial de Suecia 2011, y ante España, dos años después en el de 2013, los daneses no estaban dispuestos a que nada, ni nadie les apartase nuevamente del ansiado título mundial.

Para ello que mejor camino que la defensa, la faceta que siempre ha diferencia a los buenos equipos de los campeones, tal y como pudieron comprobar los propios daneses en este mismo escenario del Jyske Bank Boxen de Herning, hace cinco años en la final del Europeo que les enfrentó con Francia.

Liderada por unos espectaculares Henrik Mollgaard y Anders Zachariassen, que blindaron la zona central con su frenética actividad de brazos y piernas, la defensa danesa redujo a la mínima expresión las opciones ofensivas de Noruego.

El descanso no aplacó el hambre del conjunto danés, que liderado en ataque por Mikkel Hansen, que brilló tanto en la labor de asistente como en la de anotador, amplió todavía más su ventaja. Distancia que no llegó a Noruega al estrellarse otra vez contra Landin, que firmó una efectividad del 40 por ciento, y el muro defensivo.