BALONMANO

«Aparte de compañero y capitán, Gurutz es un amigo»

Miguel Sánchez (dcha.), nuevo capitán del Ciudad de Logroño tras la marcha de Gurutz (izq.). :: fernando díaz/
Miguel Sánchez (dcha.), nuevo capitán del Ciudad de Logroño tras la marcha de Gurutz (izq.). :: fernando díaz

El ciudarrealeño, que llegó a Logroño en enero de 2013, es el nuevo capitán franjivino tras la marcha de Gurutz

Eloy Madorrán
ELOY MADORRÁNLogroño

Miguel Sánchez-Migallón (8/02/1995, Ciudad Real) es un joven veterano del Ciudad de Logroño. Llegó al equipo en enero del 2013 y se ha convertido en el nuevo capitán franjivino tras la despedida de Gurutz Aginagalde.

- Nuevo capitán del Ciudad de Logroño. ¿Qué sentimientos le despierta esta condición?

- Está claro que es mayor responsabilidad para mí. Intentaré hacerlo lo mejor pueda. Sé que mis compañeros me van a ayudar porque hay un grupo muy bueno. Se trata de ser más consciente de que represento al equipo.

- Para la gente que no conoce el funcionamiento de un equipo, ¿cuáles son las obligaciones de un capitán?

- Se trata de velar por que todo vaya bien en el vestuario. Y también hacer de comunicación entre cuerpo técnico y la plantilla, y la plantilla y el club. Cualquier problema que tenga algún jugador, adaptar a los nuevos al equipo... Todo el mundo tiene que tener una referencia cuando necesita algo y ahí aparece la figura del capitán. Intentaré cumplir con ese papel.

- Bueno, usted está estudiando psicología. ¿Le puede venir bien para desarrollar mejor su nueva función?

- Estoy en cuarto de carrera y ya voy a terminar. Y sí, sí, son una prácticas perfectas (risas). La verdad es que me viene bien y a ver si puedo aplicar algo de lo que he estudiado para poder llevar un poco mejor el equipo.

- Supongo que habrá hablado con Gurutz, que habrán hecho una especie de traspaso de poderes simbólico.

- Sí, claro. Llevamos hablando bastantes semanas. Además el otro día nos tomamos un café y hablamos. Él me dijo que cualquiera duda o problema que tuviera, que no dudara en llamarle. Yo sé que cualquier cosa que necesite voy a tenerle ahí. Aparte de haber sido capitán y compañero, Gurutz es un amigo.

- Es usted el jugador de la plantilla que más tiempo lleva en Logroño.

- Sí, yo llegué al equipo en enero del 2013.

- ¿Y cómo ve al club después de pasar por una crisis económica, la desaparición del patrocinador, la marcha de Jota, el adiós de Gurutz...?

- Yo tuve la suerte de que cuando llegué al club era el primer año que se había clasificado para jugar la Champions. Era cuando el equipo acababa en el segundo puesto la liga. He vivido los mejores años. Y compartiendo vestuario con jugadores de talla mundial: Thiagus, que está en el Barça; Ángel Fernández, que está en el Kielce... Después de la desaparición del patrocinador parecía que se iba a acabar el mundo, y no ha sido así. Cuando se fue Jota parecía que se iba a acabar el mundo, y tampoco fue así.

- Por tanto, ¿es usted optimista?

- Yo sí. Está bien que los ciclos se acaben y ahora se está abriendo una nueva etapa y soy bastante optimista. Creo que están haciendo las cosas bien, se están asentando unas bases bastante estables y con Miguel (Velasco) el club tiene buena trayectoria.

- Usted acaba contrato este año. ¿Se puede decir algo?

- Todavía está en el aire. Cuando se sepa algo se comunicará.

- Parece que ha dado un paso adelante y se ha convertido en el líder de la defensa, además de tirar los penaltis.

- El año pasado fue un año de transición, sabiendo que Rubén (Garabaya) lo dejaba. Yo me siento muy cómodo en la defensa. Y en ataque, como siempre, ayudando en lo que haga falta. Como no está Javi me ha tocado tirar penaltis, y la cosa no está marchando mal.

- ¿Su condición de 'universal' le ha podido penalizar a la hora de jugar más en ataque?

- Es posible, pero las circunstancias son las que son. Nunca he puesto mala cara por jugar en un lado o en otro.

 

Fotos

Vídeos