La mejor campaña de socios del Ciudad de Logroño

Aplausos. La afición de Logroño disfrutó mucho con el espectáculo y recompensó a ambos equipos con aplausos al final del partido./
Aplausos. La afición de Logroño disfrutó mucho con el espectáculo y recompensó a ambos equipos con aplausos al final del partido.

Más de 3.000 personas acuden al Palacio de los Deportes para animar al equipo franjivino en la final de la Supercopa

ELOY MADORRÁN DÍAZ URIEL

El primer gol de la tarde lo marcó ayer el público riojano que respondió a la llamada de su equipo lo que provocó que las gradas del Palacio fueran una fiesta del balonmano. Primer objetivo cumplido.

El segundo era más complicado. Se trataba, ni más ni menos, de ganar el primer título de la historia del Ciudad de Logroño. ¡Y frente al Barcelona! Lo intentaron los de Velasco, que ayer debutó oficialmente como primer entrenador franjivino, pero lo de enfrente es un proyecto para reinar en Europa y ayer fue el mejor equipo sobre la pista del Palacio.

Raluy y Sabroso, la mejor pareja de árbitros del continente, ayer sacaron de quicio a los aficionados riojanos, pero eso entra dentro de lo normal en este tipo de partidos. No influyeron en el resultado.

Precioso el ambiente que se vivió ayer en el Palacio. Fue la mejor campaña de socios que podía llevar a cabo el Ciudad de Logroño. Tres mil personas, muchas de ellas se acercaron ayer por primera vez al balonmano, que salieron encantadas con el espectáculo que se pudo vivir.

Ayer fue la primera retransmisión televisiva del nuevo proyecto de Asobal. Logroño ofreció una gran imagen con un Palacio pletórico. Hubiera estado bien una cámara fija en el palco de autoridades. Ayer no cabía un alfiler en los asientos 'vip'. Nadie se quiso perder el partido... o el acto social. Que en ocasiones se confunden las cosas.

Aplausos de cariño para Thiagus Petrus en su regreso al Palacio. El brasileño dejó un gran recuerdo entre los aficionados franjivino que ayer le recibieron con aplausos. Incluso con una pancarta: 'Bienvenido Thiagus. Siempre franjivino'. Se vieron banderas de Logroño, La Rioja (muchas), España, Serbia... Para todos los gustos.

Y buenas noticias para el balonmano riojano. David Cadarso, un chaval juvenil del Calasancio, jugó tres minutos. Seguro que no los olvidará en su vida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos