El Logroño vence en el último suspiro

Leo Renaud ataca mientras Imanol Garciandia y Kuke Kusan custodian a Esteban Salinas. :: Luis Michelena/
Leo Renaud ataca mientras Imanol Garciandia y Kuke Kusan custodian a Esteban Salinas. :: Luis Michelena

Un gol de Javi Muñoz a cuatro segundos del final da una nueva victoria, esta vez ante el Bidasoa, al equipo de Velasco

Martín Schmitt
MARTÍN SCHMITTLogroño

El Ciudad de Logroño cuenta sus amistosos de verano por victorias. Por la mínima, pero triunfos al fin y al cabo, que motivan a una plantilla con muchos jugadores jóvenes. Después de ganar por un ajustado 37-38 al Atlético Valladolid hace una semana, ayer, en Zarauz, venció al Bidasoa por 33-34 con un tanto logrado a cuatro segundos del final por Javi Muñoz, después de que el equipo franjivino solicitara un tiempo muerto a 14 segundos de la bocina.

33 Bidasoa

Rangel, Cavero (4), Zabala (2), Aldaba, Azkue (6), Crowlet (2), Kauldi (5), barthe (3), Renaud (2), Salinas (3), Satrústegui, Serrano (1), Gómez, Seri (4) y Thomas (1).

34 Logroño

Sergey, Gurutz, Javi Romeo, Sánchez-Migallón, Ilic (5), Balenciaga (1), Kusan (2), Scott (3), Javi Muñoz (4), Fekete (2), Moreira (1), Kukic (3), Del Arco, E. Cadarso (2), D. Cadarso e Imanol (11).

Árbitros
Larramendi y Carlos Gude. Excluyeron con dos minutos a Kauldi (2) y Leo Renaud, por el Bidasoa, y a Sánchez-Migallón e Ilic por el Ciudad de Logroño.
Incidencias
Disputado en el pabellón municipal de Zarauz.

En la primera parte, los riojanos cometieron muchos errores en los lanzamientos y con pérdidas tontas, que permitieron que el Bidasoa abriera una brecha de cuatro goles de renta. Sin embargo, la defensa, que probó con Balint Fekete e Imanol Garciandia como pareja de Sánchez-Migallón en el centro, y con Junior Scott en el lateral, se cerró y ayudó a que Sergey Hernández detuviera diez balones. Esto acabó con el Ciudad de Logroño equilibrando el encuentro, aunque en el último arreón de la primera parte el conjunto el Bidasoa se fue al descanso ganando por 18-15.

Los de Velasco consiguieron remontar en el ecuador de la segunda parte y a partir de entonces, comandar el marcador. El ataque posicional mejoró con respecto a los primeros treinta minutos. De hecho, la defensa guipuzcoana nunca pudo detener a un Imanol Garciandia intratable, autor de once tantos que, unidas a las siete paradas de Gurutz Aginagalde, permitieron al Ciudad de Logroño mantener una pequeña renta, que se fue reduciendo hasta llegar al final con suspense. Llegó entonces el gol de Javi Muñoz para dar al Logroño una nueva victoria.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos