COPA EHF

El Logroño se pone en modo Europa

Imanol Garciandia grita con furia uno de los goles frente al Kadetten. :: Fernando Díaz/
Imanol Garciandia grita con furia uno de los goles frente al Kadetten. :: Fernando Díaz

El equipo franjivino deja atrás la polémica derrota en Benidorm para medirse al Kadetten en Suiza

MARTÍN SCHMITT

Logroño. La derrota del Ciudad de Logroño en Benidorm dolió mucho. No sólo por la manera torticera de caer, de penalti y con polémica incluida, con el tiempo acabado, y después de soportar un muy mal arbitraje. Al conjunto franjivino le costó digerir el haber perdido el partido en tierras alicantinas cuando a cinco minutos del final tenían controlado el encuentro después de 55 minutos en los que los riojanos se vaciaron, pese a no jugar el mejor de los choques.

Pero no hay tiempo para lamentos. Después de haber viajado toda la noche desde Benidorm y con muy poco descanso, el bloque que dirige Miguel Ángel Velasco vuelve a coger manta para echarse a la carretera nuevamente. Esta vez en dirección al cantón suizo, donde mañana se mide al Kadetten Schafhausen en el encuentro de vuelta de la tercera ronda de la Copa EHF. El ganador de la eliminatoria tendrá acceso a la fase de grupos de la que saldrán los cuatro finalistas que disputarán la Final a Cuatro de la competición.

«Independientemente de que no hayamos hecho un buen partido, la gente estuvo muy intensa y se dejó todo en el campo», explicó ayer el preparador técnico del equipo logroñés, que ayer estaba contento sobre todo con la actuación en defensa. «Estuvimos a un nivel espectacular. Pero aún estando en ese nivel no conseguimos sacar adelante el partido. No fue como contra el Atlético Valladolid, que los jugadores tenían la sensación de que no se habían dejado todo, en Benidorm fue diferente», indicó el míster.

«Soy optimista de que podamos clasificarnos», declaró el lateral suizo Luka Maros

El Kadetten llega con mejores sensaciones al encuentro que se disputará mañana en el BBC Arena de Schafhausen. El conjunto naranja venció de local al HC Kriens de Lucerna por un contundente 35-24, con una gran actuación de Luka Maros y de su compañero en el lateral izquierdo Zarko Sesum. «Queríamos mostrar nuestra reacción tras el partido perdido en España. Y lo conseguimos. El sábado soy optimista de que podamos clasificarnos», explicó Maros en declaraciones en la web del club suizo.

El Ciudad de Logroño ayer ya cambió el chip para ponerse en modo Europa. El equipo franjivino llegó sobre las 6.00 de la mañana a Logroño y descansó. A las 17.00 el equipo visualizó el vídeo de errores y una hora más tarde se entrenó en la pista del Palacio, aunque con poca táctica. Esta mañana, el equipo franjivino analizará al Kadetten en vídeo y a las 12.00 tiene previsto salir hacia el aeropuerto de Bilbao, desde donde volará a Zurich. Schafhausen está ubicado a unos 30 kilómetros al norte de la urbe suiza por lo que Velasco tiene pensado entrenarse por la tarde. También se ejercitarán mañana por la mañana en el BBC Arena, un moderno pabellón inaugurado en septiembre del 2011.

Velasco afirmó ayer que el Ciudad de Logroño no quiere ir a Suiza pensando en los cuatro goles de renta (26-22) que consiguió en el partido de ida, una diferencia que podría ampliarse a los cinco goles si el cuadro franjivino supera los 22 tantos. «Debemos salir a ganar el partido. Si vas con la filosofía de ver si no me ganan de más goles o a especular nos confundiríamos mucho. Vamos a intentar hacer un partido como si no hubiésemos jugado el partido de ida», apuntó el técnico segoviano.

Un aspecto que podría cambiar si el Ciudad de Logroño llega a los últimos minutos con el partido igualado. Eso modificaría el plan trazado por Velasco, que quiere que su equipo salga a por todas en territorio suizo para que el Logroño pueda jugar la fase de grupos.

Más

 

Fotos

Vídeos