El Logroño, pendiente de los 'Juanes'

Castro, con un pinchazo en el gemelo, es duda para León; Del Arco, con una sobrecarga, tiene más posibilidades

MARTÍN SCHMITT LOGROÑO.

El Ciudad de Logroño regresó ayer al trabajo después de su espectacular paso por la Copa del Rey, certamen en el que fue subcampeón tras caer ante el Barcelona por 35-28. Pese a ello, los franjivino se fueron con un muy buen sabor de boca de una copa en la que apearon al Anaitasuna y al Ademar, en semifinales.

Y precisamente a León deberá ir el cuadro franjivino a buscar una victoria que le permita soñar con la Champions la próxima temporada. No depende de sí mismo el equipo riojano aunque para ello deberá vencer al Ademar y esperar que en la última jornada tanto los de Rafa Guijosa venzan al Atlético Valladolid y que el Granollers, que ayer doblegó a un Zamora que acabó descendiendo (25-31), gane al Guadalajara. O lo que es lo mismo, que los tres equipos acaben la liga empatados a puntos. Ese triple empate daría el subcampeonato al Ciudad de Logroño.

Pero el primer deber del cuadro riojano es vencer en León. Precisamente con el Ademar entre ceja y ceja, los franjivino regresaron ayer al trabajo. Lo hicieron de forma relajada después de tres días de alta competición, con menos de 24 horas de descanso entre partido y partido.

Además, el Ciudad de Logroño volvió a ejercitarse sin la presencia de Juan Castro y Juan del Arco, que observaron la sesión desde la grada. El central leonés, que jugó una gran Copa del Rey, sufrió un pinchazo en el gemelo de su pierna izquierda y está pendiente de un estudio más profundo, aunque es poco probable que el primera línea acuda a jugar a su ciudad natal.

El caso del lateral de Leganés es menos complicado. Aunque fue retirado en el tramo final contra el Barcelona, el madrileño sólo sufre una sobrecarga en su rodilla izquierda y ayer el cuerpo médico le recomendó reposo. Pero posiblemente el primera línea regrese al trabajo cotidiano esta tarde con el resto de sus compañeros. A partir de hoy, Jota González y su equipo comenzarán a trabajar a conciencia con el Ademar entre ceja y ceja.

Más

 

Fotos

Vídeos