Balonmano

El Logroño prueba a un joven portero del Barça

Jorge Pérez en acción, ayer, durante el entrenamiento del Ciudad de Logroño. :: /Justo Rodriguez
Jorge Pérez en acción, ayer, durante el entrenamiento del Ciudad de Logroño. :: / Justo Rodriguez

Los responsables franjivino tienen a prueba a Jorge Pérez Molina, un portero con amplia proyección

Martín Schmitt
MARTÍN SCHMITTLogroño

El Ciudad de Logroño continúa trabajando con intensidad en esta pretemporada invernal. Lo hace sin los internacionales serbios Lazar Kukic y Vanja Ilic, que disputan estos días con su selección el Mundial de Alemania y Dinamarca. Los franjivino se entrenan con una nueva cara. Se trata de Pablo Pérez Molina, un joven guardameta zaragozano que juega en el Barcelona B, de la División de Honor Plata del balonmano español. Acostumbrados a porteros de envergadura como Gurutz Aginagalde, Pérez es un portero pequeño (1,90 de altura), eléctrico y con muy buenos reflejos.

Sin embargo, de alcanzar un acuerdo por él, el guardameta no llegaría al equipo riojano hasta la próxima temporada, por lo que el Ciudad de Logroño continuará esta segunda vuelta de la Liga Asobal -y la fase de grupos de la Copa EHF-, con mucha probabilidad, con Sergey Hernández y Javi Romeo. Jorge Pérez realizará su último entrenamiento en Logroño este miércoles, en doble sesión, antes de incorporarse nuevamente al trabajo en el filial del conjunto azulgrana.

Quien se unió ayer a los trabajos del Ciudad de Logroño fue Eduardo Cadarso después de estar concentrado toda la semana pasada con la selección Júnior en Santander y participar del Torneo IV Naciones contra Portugal, Alemania y Francia. España perdió todos sus compromisos por resultados muy ajustados, pero Cadarso saca cosas muy positivas: «Disputé casi todos los minutos y jugamos bastante bien, pero los otros rivales eran bastante duros. Esto nos sirve para preparar el campeonato del mundo que es este verano en Vigo», apuntó el central.

Miguel Ángel Velasco y Rubén Garabaya, con un nuevo 'look' sin coleta, están trabajando y repasando esta semana la táctica en el ataque contra todo tipo de defensas. A partir de hoy, reforzarán el trabajo en retaguardia. «Físicamente, los jugadores están muy bien», explicó ayer Velasco al término de la sesión matinal en el Palacio de los Deportes.

Uno de los propósitos del técnico segoviano es que los jugadores no pierdan la tensión y no caigan en la relajación al tratarse de una pretemporada. Por tal motivo, el equipo franjivino disputará dos amistosos en este parón invernal, ante el Helvetia Anaitasuna y el Bidasoa Irún que preside Gurutz Aginagalde, equipo al que se medirán el 26 de enero.

El primero de estos compromisos será el próximo sábado, ante el cuadro navarro, en la localidad de Lekunberri. La idea de Velasco es que sus jugadores cojan fondo de armario para la competición que se reanuda el 2 de febrero, cuando los riojanos reciban la visita del Ademar de León.

Otro de los objetivos del entrenador franjivino es que algunos jugadores asuman más responsabilidades, entre ellos los tres jugadores cubanos, Frank Cordie, Claudio Ramos y Dariel García.

 

Fotos

Vídeos