Balonmano

Una lesión en la espalda obliga al riojano Bozalongo a retirarse

Martín Schmitt
MARTÍN SCHMITTLogroño

El jugador riojano José María Bozalongo no continuará jugando al balonmano. A sus 34 años de edad, el lateral izquierdo ha tenido que abandonar la práctica del deporte por sus problemas de espalda, debido a un golpe, que le han obligado a pasar por el quirófano. Finalmente, los médicos han decidido que Bozalongo no puede jugar más al balonmano.

Así lo hizo oficial ayer su club, el Quabit Guadalajara, entidad que anunció la despedida de las canchas de Bozalongo, que al comenzar la pretemporada de la campaña 2018/19 recibió un golpe en la espalda durante un entrenamiento que le obligó a operarse.

«Los médicos han determinado que no es posible que continúe trabajando como jugador profesional de balonmano, motivo por el que se ha visto obligado a causar baja en el club», explicó el conjunto alcarreño, que valorará seguir contando con el riojano en otras facetas.

«Lamentándolo mucho, no puedo seguir ejerciendo la profesión que tanto me gusta. Después de un año intentando recuperarme de la lesión, los médicos me recomiendan no seguir jugando. Siento tener que dejar aquello que tantas alegrías me ha traído, ese deporte que tanto amo y seguiré amando», señaló en un comunicado José María Bozalongo.