Jornada para la recuperación

Gurutz Aginagalde saluda a Junior Scott en el último encuentro disputado en el Palacio. :: Fernando Díaz/
Gurutz Aginagalde saluda a Junior Scott en el último encuentro disputado en el Palacio. :: Fernando Díaz

El Logroño se mide ante el Cangas en el último partido de liga de Gurutz Aginagalde en el Palacio

Martín Schmitt
MARTÍN SCHMITTLogroño

El Ciudad de Logroño tiene una oportunidad de hacer olvidar las dos últimas derrotas, una más previsible que otra al tratarse del Barcelona, que le han relegado de la segunda a la sexta posición. Es lo que tiene jugar una liga que entre el segundo clasificado, el Bidasoa, y el décimo, Cuenca, haya sólo cuatro puntos de diferencia. Por esa igualdad que existe en la actualidad en la Asobal, es casi imprescindible que el conjunto franjivino se lleve los dos puntos ante un Cangas de Morrazo en puestos de descenso. Y mucho más si ese encuentro se disputa en casa, en un Palacio de los Deportes que verá por última vez en liga a su gran capitán.

Porque a una leyenda viva como es Gurutz Aginagalde le quedan por delante cuatro partidos como profesional, antes de desvincularse del club que ha defendido durante los últimos catorce años y optar a la presidencia de la entidad que le vio nacer como jugador, el Bidasoa. Y el último encuentro de liga como local es esta noche (20.45 horas). Luego vendrá el Kadetten, el Benidorm en tierras alicantinas y su despedida como jugador en activo en la pista del conjunto suizo, en la vuelta de la eliminatoria de la Copa EHF, el próximo 24 de noviembre.

El que el Frigoríficos de Morrazo esté en la penúltima posición es casi una anécdota para el cuerpo técnico del Ciudad de Logroño. «Es un equipo que no está jugando mal. Coge ventajas en los partidos pero se le escapan en los instantes finales», opinó Miguel Velasco. El equipo gallego llega al Palacio después de sumar cuatro puntos gracias a su triunfo sobre el Bidasoa (equipo revelación del año) y el Alcobendas. Pero contra el Benidorm y el Guadalajara, por ejemplo, perdió en la última jugada, sobre la bocina.

Los franjivino cayeron en dos jornadas de la segunda a la sexta posición en la clasificación

Los pontevedreses cuentan con una férrea defensa que se sitúa habitualmente en 6-0 y, casi como sello de identidad, en ataque juegan con muchísima continuidad de balón, con lanzamientos entre líneas y un muy buen juego con el pivote, un Dani Cerqueira que atraviesa un buen momento.

Velasco espera que después de los tropiezos frente al Barcelona y al Atlético Valladolid, sus jugadores «estén más centrados para volver a sumar». «A ver si estamos con ese hambre y ambición para coger confianza», apuntó el míster, que no podrá contar con Javi Muñoz, afectado por problemas musculares. También será duda Juan del Arco, con molestias en el aductor.

El Frigoríficos del Morrazo, en tanto, que ha sumado con una sola victoria en las últimas ocho jornadas, necesita enderezar su rumbo para no descolgarse del pelotón de equipos que luchan por la salvación, perjudicado la pasada jornada por la victoria del Alcobendas frente al Granollers y el empate del Sinfín en la pista del Benidorm. El equipo de Magí Serra, despedido con pitada en su último encuentro, no atraviesa por su mejor momento, ni a nivel de juego ni a nivel anímico.

Más

 

Fotos

Vídeos