Javi Romeo sale de las sombras

Javi Romeo. :: /Sonia Tercero
Javi Romeo. :: / Sonia Tercero

Para el guardameta, la situación supone una «oportunidad de demostrar» que puede jugar en Asobal | El tercer portero del Ciudad de Logroño tendrá más protagonismo con la marcha anunciada de Gurutz Aginagalde

Eloy Madorrán
ELOY MADORRÁNLogroño

El adiós precipitado de Gurutz Aginagalde ha sacudido los cimientos del Ciudad de Logroño. Una noticia que varía el panorama del equipo. Se marcha el capitán y además la plantilla se queda sin uno de los tres porteros.

Esta situación va a tener un beneficiado directo: Javier Romeo. El guardameta logroñés lleva desde los 16 años con el equipo. Siempre como tercer portero, a la sombra de los dos titulares y jugando pocos minutos. Su presencia en los campos siempre venía motivada por la lesión de algún compañero. Sin embargo, ahora va a ocupar la posición de segundo portero, tras Sergey Hernández. «Yo voy a ayudar al club en lo que me necesite. Nunca les he pedido nada y estaré a las órdenes de Miguel para lo que me necesite», confiesa. Para Romeo, la macha de Gurutz supone una oportunidad: «He trabajado durante muchos años en la sombra y esto es una manera de darme una oportunidad para demostrar que puedo estar ahí».

Además

Javi Romeo no se engaña. Él es ingeniero técnico industrial mecánico y se gana la vida trabajando. Todo lo que venga sobre la cancha de balonmano es un regalo. De lo que más le gusta hacer, pero un regalo añadido. «Llevo muchos y sé en la posición en la que estoy. Para mí lo más importante es el trabajo. Hace unos cuantos años sí que hubiera dejado todo por el balonmano», reconoce el portero del Ciudad de Logroño.

Para Javi Romeo no va a cambiar nada en su escala de valores con su nueva situación: «Yo me lo tomo como mi afición, que es lo que es. Y voy a seguir ayudando al equipo, que es lo primordial. Y todo dentro de mis limitaciones porque yo trabajo y sólo puedo entrenar por las tarde, así que ellos me llevan el doble de entrenamientos.

En cuando a su forma de parar, Javi Romeo reconoce que no tiene un estilo muy marcado: «No soy un portero completo, ni soy el peor. Soy un portero normal que está capacitado para jugar en esta categoría. Sé que tengo mucho que trabajar para estar en ese papel, pero lo afronto como un reto e intentaré aprovechar los minutos que me den».

La mayor presencia de Javi Romeo a partir de la marcha de Gurutz Aginagalde significará una vuelta de tuerca más en la 'riojanización' de la plantilla, después de confirmación de Eduardo Cadarso y la irrupción de su hermano David.

Victoria del Barcelona

Por otro lado, el Barcelona logró ayer los dos puntos en juego en Guadalajara (28-42), en el partido adelantado de la jornada octava. A pesar de lo que pueda parecer por el resultado final, no fue un partido plácido para los pupilos de Xavi Pascual que al descanso llegaron empatados (16-16). La pasada campaña, el Barcelona empató (26-26) tras 133 victorias consecutivas en Asobal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos