BM CIUDAD DE LOGROÑO

La intensidad no se negocia

Kule Kusan lanza desde los seis metros ante el Nava en el amistoso disputado el miércoles en Autol. :: Fernando Álvarez
/
Kule Kusan lanza desde los seis metros ante el Nava en el amistoso disputado el miércoles en Autol. :: Fernando Álvarez

Tras la pretemporada franjivina, Velasco aplaude el orden del equipo y echa de menos la intensidad en tramos de partidos

MARTÍN SCHMITTLOGROÑO.

Intensidad. Una palabra directamente asociada al balonmano. Un ingrediente esencial en este juego donde el contacto es inevitable. Sin intensidad, no hay premio. Precisamente por falta de intensidad, el Ciudad de Logroño perdió dos y empató uno de los cinco amistosos disputados en esta pretemporada que llega a su fin. Unas semanas de trabajo en las que el conjunto franjivino ha cogido «buena base» de cara al inicio de Liga, el 7 de septiembre, a las 19.00.

El orden es lo que más ha gustado a Miguel Ángel Velasco en estas semanas de trabajo previo. «Creo que estamos bastante bien compenetrados, que es algo fundamental», indicó el entrenador. «Lo que menos me ha gustado ha sido la intensidad en algunos de los tramos de los partidos. Nos ha venido bien, entre comillas, porque luego lo hemos visto (en vídeo) y somos conscientes de que si no estamos al cien por cien, en una liga tan igualada pasas de luchar por los puestos de arriba a mitad de la tabla», añadió.

A juicio del segoviano, el jugador debe «coger hábito» de la intensidad. «Entiendo que el miércoles, por la pista (de Autol), el ir a fintar podía costar un poco más, pero en defensa sí puedes estar más intenso. Si no se coge en los entrenamientos y en los amistosos luego es difícil cogerlo en los partidos de Liga», apuntó.

En lo que queda de pretemporada, Velasco trabajará los aspectos tácticos que no salieron en los partidos amistosos, «variar algunas cosas» y ensayar algunas situaciones de final de partido. Será a partir del lunes cuando los riojanos centren su objetivo en el primer encuentro de la Asobal, ante un rejuvenecido Guadalajara que visitará el Palacio de los Deportes.

Ese lunes comenzarán los cosquilleos en los estómagos de los jugadores. «Ya lo tienen en mente. Ha sido una pretemporada muy larga. Fuimos los primeros que empezamos en una pretemporada marcada por las altas temperaturas. Los jugadores están deseando meterse los partidos de verdad», indicó el preparador.

Ayer, el único jugador que no trabajó con el grupo fue Junior Scott, que sufre un edema óseo en el tobillo derecho. Quien sí empezó a entrenarse con intensidad fue Sergey Hernández, que hace diez días fue intervenido por una anomalía en el corazón. El portero navarro empezó a trabajar, con cierta cautela, el lunes, pero ayer ya realizó los trabajos con absoluta normalidad.