LIGA ASOBAL

La ilusión franjivina viaja a León

Junior Scott, en suspensión, busca lanzar durante un entrenamiento la semana pasada en el Palacio. :: /Jonathan Herreros
Junior Scott, en suspensión, busca lanzar durante un entrenamiento la semana pasada en el Palacio. :: / Jonathan Herreros

El Ciudad de Logroño debuta hoy en la Asobal ante un Ademar que la campaña pasada retuvo la plaza de Champions

Martín Schmitt
MARTÍN SCHMITTLogroño

Logroño. León no es el lugar idílico para iniciar la Liga. El Ciudad de Logroño lo sabe. Un pabellón caliente y un equipo muy duro y con calidad que se crece en ese escenario, esperan a los riojanos. Nada menos que el subcampeón de la temporada pasada. Pero los franjivino también son conscientes que traer algo positiva de tierras castellano-leoneonesas puede ser el mejor de los inicios ligueros.

El Ciudad de Logroño llega a este encuentro pletórico de ilusión. Y con el encuentro muy preparado. Ya no están en León Alex Costoya, Gonzalo Piñeiro ni Vladimir Cupara. En su lugar han llegado José Mario Carrillo, el portero croata Dino Slavic e Ivan Mosic, su referente en el lateral izquierdo. Mantienen la misma columna vertebral, con Gonzalo Carou y Juanjo Fernández atacando y defendiendo; también su ADN, el de defensas agresivas al límite y feroces contraataques que minan la moral del rival.

Las cartas que presentan de antemano los riojanos son la juventud de una plantilla con un único veterano: Gurutz Aginagalde, con 40 primaveras. Le sigue Juan Del Arco, que tiene 26 años. Una jovialidad que emana ilusión por los cuatro costados. Quizá falte algo de experiencia, pero allí están los Imanol Garciandia (mejor lateral derecho de la temporada pasada), Miguel Sánchez-Migallón, que se ha adueñado del centro de la defensa, o Lazar Kukic, que en el año y medio que ha jugado en Logroño le ha hecho madurar a pasos agigantados.

La defensa, el balance defensivo y llevar un ritmo rápido de partido, las claves para ganar en León

Como as en la manga están Junior Scott, un poco verde hasta que sea capaz de calibrar su disparo en una Liga como la Asobal; Vanja Ilic, un descarado extremo que es capaz de ensamblarse en la primera línea; Tomás Moreira, un pivote ágil que gana muy bien su posición, y Sergey Hernández, el futuro portero de la selección española.

«Si hay que empezar contra el Ademar, prefiero hacerlo en su casa», explicó Miguel Ángel Velasco. «Si traemos un resultado positivo nos dará mucha moral y empuje para el resto de partidos. Si no es así, a lo mejor entra dentro de las posibilidades».

Es que pese a que el perder es una opción en León -el cuadro riojano sólo ha ganado en tres de sus doce visitas-, el conjunto franjivino, que estará acompañado por unas docenas de aficionados desplazados hasta allí, tiene confianza en sí mismo.

Después de la derrota en la final de la Supercopa, el grupo ha trabajado a conciencia durante la semana, algo que no ha pasado desapercibido para Velasco. «Creo que pese a perder la Supercopa, nos ha reforzado en algunas cosas», apuntó el míster.

La llave del encuentro la tiene el Ciudad de Logroño en sus manos: no perder balones en ataque, saber replegarse rápidamente, estar concentrado en defensa y acertado en ataque. La idea de Velasco es meterle ritmo al partido, rotar más a sus jugadores y mantener la misma intensidad a lo largo de los sesenta minutos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos