El Guadalajara, primer escollo

Junior Scott intenta lanzar en un entrenamiento mientras Kusan trata de detenerle. :: Jonathan Herreros/
Junior Scott intenta lanzar en un entrenamiento mientras Kusan trata de detenerle. :: Jonathan Herreros

Los franjivino intentarán refrendar su buen estado de forma en la Copa del Rey frente al conjunto alcarreño (14.00 horas)

Martín Schmitt
MARTÍN SCHMITTLogroño

El Ciudad de Logroño está en su mejor momento de la temporada. El empate ante el Barcelona hace una semana y la victoria contra un equipo como el Saint Raphäel en la Copa EHF certifican este dato. Pero más allá de los resultados, son las buenas sensaciones que rezuma el equipo dirigido por Miguel Ángel Velasco las que avalan su gran estado de forma. Si hasta los menos habituales responden al envite cada vez que se les llama a la primera línea de batalla.

Sin embargo, en un torneo del KO como la Copa del Rey, cualquier detalle puede jugarte en tu contra. Y más si el adversario que se planta delante es el Guadalajara. Un conjunto alcarreño con hasta cinco exfranjivino -Javi Parra, Víctor Vigo, Javi García, Pablo Paredes y Pedro Fuentes- y con un entrenador, César Montes, que pertenece a la 'Escuela Valladolid', donde fue compañero de vestuario del propio Velasco. «Espero un partido complicado. El Guadalajara siempre nos lo pone muy difícil -es uno de los equipos que venció al riojano en la primera vuelta- con defensas abiertas, con distintos sistemas para intentar sorprenderte», indicó ayer Velasco. «Hay que estar preparados para intentar atacar cualquier situación que plantee el equipo alcarreño», añadió.

Pese a la calidad de su plantilla, el Guadalajara no ha hecho una campaña regular. Todo lo contrario. Las lesiones han lastrado a los de Montes hasta la duodécima plaza de la Asobal tras sumar catorce puntos. No obstante, Velasco advierte: «Tienen un nivel alto y es un equipo muy competitivo. Y si les acompaña la portería, mucho más todavía», analizó el preparador técnico.

La clave del encuentro será, a su juicio, el estado de la defensa franjivina. «Si estamos bien atrás, creo que tenemos mucho ganado. Si ellos nos empiezan a cambiar las defensas, con sistemas abiertos para intentar sorprendernos, no debemos ponernos nerviosos y atacar con criterio», señaló Velasco.

El míster consideró que el Ciudad de Logroño llega a este encuentro en un buen momento, no sólo por los partidos ante el Barça y el Saint Raphäel. «Hemos cogido un nivel de juego que hay que intentar mantener», añadió.

Velasco no quiere pensar en un hipotético cruce con el Barcelona (que se mide hoy por la noche al Puente Genil). El de Nava es consciente de que sorprender al Barça dos veces seguidas es prácticamente imposible, aunque recuerda que hay que ir «partido a partido» y que sólo piensa en el Guadalajara.

El Ciudad de Logroño viajó a Alicante con todas sus piezas, aunque Imanol Garciandia será duda hasta último momento por un proceso vírico que le impidió entrenarse ayer por la mañana.

Por su parte, los hombres de César Montes viajaron a Alicante con ganas de sacarse la espina de las derrotas y mejorar la imagen mostrada en liga: «Queremos reivindicarnos y somos conscientes de que si hacemos las cosas bien, todo es posible», explicó Montes. El entrenador reconoció que el Logroño es un «hueso difícil de roer». «Viene con una dinámica muy positiva, peleando por la segunda plaza en Liga y en la fase de grupos de la EHF, donde se mostró como uno de los equipos más en forma de la competición. Si ganamos daríamos la sorpresa. Lo importante es la concienciación, la energía y la confianza».

Más