El Grafometal gana al Beti Onak en su segunda prueba

Mireia Rodríguez se emplea con firmeza en defensa. /Juan Marín
Mireia Rodríguez se emplea con firmeza en defensa. / Juan Marín

En un encuentro duro, las de Etayo vencieron a las navarras en un choque en el que rotaron todas las jugadoras riojanas

LA RIOJA

Logroño. El Grafometal continúa inyectando ilusión a su afición. En su segundo amistoso de la pretemporada, disputado en la cercana localidad navarra de Viana, las de Manu Etayo vencieron con autoridad (el Beti Onak maquilló el resultado en la recta final del encuentro aprovechando el ingreso en pista de las jugadoras juveniles del bloque amarillo) a un rival directo por el ascenso a la División de Honor del balonmano femenino.

24 Sporting

Elena, Sonora, Rebeca, Carla Rivas (3), Dani (4), Silvia Ederra (3), Valentina (1), Lucía (3), Maite (1), Mireia (1), Paula García (), Tati Lozano, Ainhoa (7), Carla Sánchez (1), Amaia y Ángela.

21 Beti Onak

Laura (4), Naiara, Nerea (1), Eider (1), Lucía (3), Nahia (2), Leire Lasheras (1), Olaia, Itsaso (2), Ane (2), Alicia (1), Leire (2), Nerea Aniz (1) y Uxue (1)

Parciales
1-2, 3-5, 6-7, 9-7, 10-8 y 12-8 (descanso). 13-12, 16-13, 18-13, 19-14, 22-19 y 24-21 (final).
Incidencias
Partido amistoso disputado en el polideportivo municipal de Viana.

El Sporting se vio sorprendido de inicio con la intensidad de las jugadoras del Beti Onak. Pero a partir del primer cuarto de hora, el Grafometal se fue encontrando cómodo en la pista y se sacó provecho a su defensa para empezar a liderar el encuentro, primero con rentas cortas y luego, ya en la segunda etapa, con diferencias que llegaron a ser de seis goles. Con ese margen, Etayo aprovechó para hacer jugar a todas sus piezas. Él sabe mejor que nadie que un ascenso se consigue con un bloque siempre en rotación y unido.

Ainhoa García demostró en este segundo test estar preparada para ser una de las líderes del asalto a la categoría élite. La central marcó ayer en Viana siete tantos. La brasileña Dani, con cuatro goles, y Silvia Ederra y Lucía Carrascón, con tres dianas cada una, fueron las máximas artilleras del Grafometal.