La final de los mortales de Asobal

La final de los mortales de Asobal

El Ciudad de Logroño recibe al Bidasoa con el objetivo de arrebatarle la segunda plaza y soñar con la Champions

Martín Schmitt
MARTÍN SCHMITTLogroño

El Ciudad de Logroño se juega la segunda plaza esta tarde. En el último partido de la temporada en el Palacio de los Deportes. La despedida para algunos jugadores como Javi Muñoz, Balint Fekete, Vanja Ilic o Juan del Arco. Posible manteo, ¿quién sabe? Depende de cómo se desarrolle el partido. Lo único cierto es que visita Logroño el equipo revelación, que desde hace media Liga ocupa la segunda plaza. Un Bidasoa que aventaja con un solo punto al bloque franjivino, que ya le ganó en el encuentro de la primera vuelta (30-32). Un equipo cuyo presidente, Gurutz Aginagalde, fue el excapitán del conjunto franjivino durante más de una década hasta noviembre, lo que añade morbo al asunto.

A todo o nada. La segunda plaza no es sinónimo de Champions esta temporada, aunque históricamente la EHF siempre ha «invitado» al segundo español con una 'wild card'. Pero es una final. Eso lo saben ambos equipos. De ganar el Ciudad de Logroño, jugaría una nueva final en Pamplona el sábado que viene. Si pierde esta tarde (16.00 horas) se acabarían sus opciones de ganar la Liga de los equipos mortales. «Todos queremos que el próximo fin de semana juguemos otra final», explicó Miguel Velasco, entrenador franjivino.

Técnico y jugadores están mentalizados para salir a ganar a un Bidasoa muy serio. «Se nota en los entrenamientos: todos están centrados y luchan en cada entrenamiento por ganarse el puesto», apuntó.

El Bidasoa posee la mejor defensa de la Liga, la menos goleada. El Ciudad de Logroño es el segundo mejor ataque. La clave, por ende, será para el equipo local ir a un resultado alto. «Tendremos mucho ganado. Veremos si somos capaces o no», señaló el míster. Un entrenador que podrá contar con toda su plantilla excepto el central Edu Cadarso, lesionado del tobillo.

El Bidasoa es un equipo que hace gala de su defensa, con los franceses Paco Barthe y Thomas Tesoriere como pilares en su retaguardia. Con extremos como Kauldi, Cavero o Zabala que salen como flechas. Con pivotes muy acertados como Iker Serrano y Esteban Salinas. Con primeras líneas que saben buscarles a la perfección, como Rodrigo Salinas y Sergio de la Salud. Con lanzadores muy peligrosos como Leo Renaud o Rudy Seri. Con dos porteros en muy buen estado de forma como Xoan Manuel Ledó o Rangel Luan. Con un técnico como Jacobo Cuétara que ha sabido administrar a este grupo de jugadores...

El partido en sí es un llamamiento a la afición. De hecho, ambas hinchadas comerán juntas en el Palacio de los Deportes antes del encuentro.

Tanto el Bidasoa como el Ciudad de Logroño llegan en el momento cúspide de la temporada. Los guipuzcoanos han sumado dieciséis de los últimos dieciocho puntos en juego, con un inesperado tropiezo en casa hace dos jornadas cuando empataron con el Guadalajara (25-25). La racha del equipo riojano es todavía mejor ya que ha ganado 26 de los últimos 30 puntos en juego, en una segunda vuelta de escándalo, incluyendo el empate en el Palacio de los Deportes frente al FC Barcelona.

En el historial, el Ciudad de Logroño supera al club irundarra. Los franjivino han ganado en tres de las cuatro ocasiones que se han enfrentado, aunque en el último compromiso, la temporada pasada, acabó en igualada (30-30).