Balonmano | Liga Asobal

Otra final para el Logroño

Edu Cadarso busca el pase al pivote en un entrenamiento del Ciudad de Logroño. /Jonathan Herreros
Edu Cadarso busca el pase al pivote en un entrenamiento del Ciudad de Logroño. / Jonathan Herreros

Los franjivino reciben a un Bada Huesca que comparte la misma plaza e idénticos objetivos que los riojanos

Martín Schmitt
MARTÍN SCHMITTLogroño

El Ciudad de Logroño afronta una nueva final. Otra vez. Es lo que tiene tener ambición. Esta vez se mide a un rival directo como el Bada Huesca, que está muy metido en la lucha por los puestos europeos con la misma cantidad de puntos que los riojanos (24), está de dulce y tiene calidad. Es un encuentro con mucho en juego, ambos conjuntos tendrán en mente el choque de la primera vuelta, en el que los riojanos lograron un agónico empate (25-25) cuando a cuatro minutos del final caían por tres goles.

«Es como cuando vino el Ademar de León. Te juegas los dos puntos y el 'goal average'. Y en esta Liga tan igualada influyen mucho estos aspectos», explicó ayer el entrenador del equipo logroñés, Miguel Ángel Velasco. «Será un partido duro y complicado, con total seguridad», añadió.

El Bada Huesca es un equipo que suele situarse en 6-0 para defender. «Pero defienden muy profundo -aclara el técnico franjivino- y suelen subir muy arriba los uno contra uno, con gente como Marco Mira. Presionan mucho y es un equipo muy incómodo de atacar», puntualizó Velasco.

Ni Sergey Hernández, con una gastroenteritis, ni Javi Romeo, con fiebre, pudieron entrenar ayer

En ataque, mucho de su juego pasa por el lanzamiento exterior con jugadores como el argentino Nicolás Bonanno, el serbio Radovan Ostojic o el zurdo Álex Marcelo. Pero el poder oscense tambnién llega a través de su segunda línea con pivotes como Gonzalo Carro, el exfranjivino Alberto Val y los extremos Gerard Carmona y el exvallesano Adriá Pérez. «Es un equipo muy compensado que lo están haciendo muy bien».

El Ciudad de Logroño llega a este encuentro, que coincide con el Real Madrid-Barcelona por la Copa del Rey, con alguna secuela de los encuentros de la semana pasada ante el Puente Genil y el Füchse Berlin, como el golpeado Vanja Ilic o Juan del Arco, que continúa a vueltas con la fascitis plantar.

Pero también los riojanos han sufrido en las últimas horas algunos contratiempos de último momento en la portería. Sergey Hernández sufre problemas estomacales que le impidieron trabajar ayer por la tarde y Javi Romeo trabajó un poco, pero con mucha dificultad por un proceso febril.

La portería del Bada Huesca tampoco está en las mejores condiciones. Jorge Gómez Lite sufrió un esguince hace unos días y es complicado que pueda comparecer hoy; Dani Arguillas tiene un problema muscular y es probable que no juegue, por lo que la responsabilidad recaerá posiblemente en el joven portero oscense Jorge Broto, que tuvo una buena actuación en su debut con el equipo altoaragonés ante BM Guadalajara en la anterior jornada.

José Francisco Nolasco, entrenador del equipo oscense, el Logroño es «un equipazo que puede luchar por esa segunda o tercera plaza, al igual que nosotros». «En esta segunda vuelta han empezado con buen pie, con dos victorias y una derrota. Tienen mucha plantilla, han empezado muy fuerte y están compitiendo muy bien en dos competiciones súper exigentes», comentó.

Más