Balonmano

Una 'Final Four' muy franjivina

Álex Dujshebaev (Kielce). :: Fernando díaz/
Álex Dujshebaev (Kielce). :: Fernando díaz

Los ex del Logroño Dujshebaev, Fernández y Petrus lucharán por ser campeones europeos

Martín Schmitt
MARTÍN SCHMITTLogroño

La ciudad alemana de Colonia será, a partir de mañana, la capital mundial del balonmano. El Lanxess Arena de la localidad teutona acaparará la tradicional Final Four, evento del que saldrá el campeón de Europa. Es decir, el mejor equipo del planeta. Y allí se han plantado el FC Barcelona, el HC Vardar macedonio, el Telekom Veszprém HC y PGE Vive Kielce, cuatro equipos entrenados por técnicos españoles (Xavi Pascual, Roberto García Parrondo, David Davis y Talant Dujshebaev).

Un espectáculo que estará representado por tres exfranjivinos. Jugadores que calaron profundo en el sentimiento de los aficionados del equipo riojano como Álex Dujshebaev, hoy lateral derecho del Kielce; Thiagus Petrus, defensor central del Barcelona, y Ángel Fernández, extremo izquierdo del campeón polaco.

El santanderino Álex Dujshebaev llegó al Ciudad de Logroño en la temporada 2010/11 en calidad de cedido por el Ciudad Real. Aterrizó en la capital riojana con tan solo 17 años y bajo la supervisión de Jota González fue madurando al gran jugador que es hoy, un fijo en la selección española, campeón de Europa con el Vardar de Raúl González en el 2016/17. Tras dos temporadas -la segunda ya con ficha en el equipo logroñés- pasó a engrosar las filas del desaparecido BM Aragón, antes de pasar de forma escueta por otro equipo que se extinguió antes de que pudiese debutar: el Atlético de Madrid.

Los cuatro entrenadores de la final en Colonia son españoles: Pascual, Parrondo, Davis y Talant

El mayor de los Dujshebaev entonces acabó en el Vardar, un equipo que por aquel entonces (2013) ya apuntaba alto. Y fue la campaña pasada cuando finalmente Álex pudo ser entrenado por su padre, que llevaba las riendas del Kielce.

Thiagus Petrus se hizo jugador en el Ciudad de Logroño. El de Juiz de Fora llegó a la disciplina franjivina en enero del 2012. Era un jugador muy verde, con infinidad de carencias. Jota González vio en él potencial, pulió ese brillante para convertirle en la joya que destaca en el Barcelona. Con el 4 en la espalda, el brasileño se ganó el cariño de la afición riojana rápidamente. En el verano del 2015 fue fichado por el Pick Szeged húngaro de Juan Carlos Pastor, donde continuó su aprendizaje, sobre todo en tareas defensivas. Esta pasada campaña Thiagus fue contratado por el Barcelona, equipo con el que ha ganado todo en España.

Ángel Fernández es historia pura del Logroño. Es, hasta la fecha, el máximo goleador del equipo desde que fue fundado, hace 16 años. En 246 encuentros, el de Astillero ha marcado 1.162 tantos, lo que supone una media de 4,7 por encuentro (en Asobal, en concreto, 717 goles en 145 partidos, con una media de casi cinco goles por choque).

Mañana será Thiagus el que juegue primero ante el Vardar. Luego, Álex y Ángel tratarán de llegar a la final contra el Veszprem.