España sufre contra Japón

Joan Cañellas intenta pasar el balón ante la incómoda marca. :: afp
/
Joan Cañellas intenta pasar el balón ante la incómoda marca. :: afp

Los 'Hispanos' ganan a los nipones por 26-22 con una gran actuación del guardameta Rodrigo Corrales

EFE MÚNICH.

La selección española de balonmano sufrió más de lo previsto para encadenar su tercera victoria consecutiva en el Mundial de Alemania y Dinamarca al imponerse por 26-22 a la de Japón, en un encuentro en el que el conjunto español regaló el primer tiempo al rival.

0

0

Y no es que España no crease ocasiones de gol, ya que el equipo de Jordi Ribera logró mover con certeza el balón hasta encontrar al jugador mejor situado, pero los lanzamientos de los 'Hispanos' no acabaron en gol frente a un portero japonés Akihito Kai que se fue agrandando. A los seis minutos y medio los nipones ganaban por una inquietante ventaja (0-3) que encendió todas las alarmas.

España
Corrales; Aleix Gómez (1), Gurbindo (1), Gedeón (1), Morros (-), Dani Dujshebaev (-) y Ariño (-) -equipo inicial- Pérez de Vargas (ps), Ángel Fernández (-), Raúl Entrerríos (5), Alex Dujshebaev (3), Sarmiento (-), Aginagalde (1), Cañellas (4), Solé (8, 3p) y Figueras (2)
Japón
Kai; Motoki (3), Watanabe (1), Agarie (2), Yoshino (2), Doi (-) y Kasahara (1) -equipo inicial- Kubo (ps), Miyazaki (2), Baig (-), Narita (1), Tokuda (7, 2p), Shida (2), Tamakawa (1), Okamoto (-) y Kadoyama (-)
Parciales
0-2, 2-3, 4-4, 5-6, 7-8 y 10-11 (Descanso) 13-12, 16-13, 18-15, 20-18, 24-20 y 26-22 (Final).
Árbitros
Grillo y Lenci (ARG). Excluyeron a Ariño, Morros y Gurbindo por España; y a Kasahara, Narita y Tamakawa por Japón.

Aunque si el guardameta nipón estuvo acertado, no menos lo estuvo el portero español, Rodrigo Corrales, que, con sus intervenciones, fue el único responsable de que España no pagase su mala primera parte. Una pesadilla que se acabó definitivamente para los 'Hispanos' con el parcial de 6-1 que los de Jordi Ribera endosaron a los nipones en los primeros siete minutos de la segunda mitad y que permitieron a España tomar una ventaja de cuatro tantos (16-12) en el marcador. Sin embargo, nunca logró romper definitivamente el encuentro, condenándose a un innecesario e imprevisto sufrimiento.

En los otros encuentros, Rusia sorprendió a Alemania empatándole (22-22); Croacia derrotó a Macedonia (31-22), Egipto ganó ajustadamente a Argentina (22-20). La Serbia de Ilic y Kukic cayó ante la Brasil de Thiagus Petrus (22-24), Tunéz venció a Catar (36-30), Hungría a Catar (32-26), Islandia a Barhein (26-18) y Noruega a Austria (34-24). Dinamarca venció a Arabia (34-22), Suecia a Angola (37-19) y Francia cumplió con el guion ante Corea (34-23).