Balonmano

Una parada final de Gurutz da el pase al Ciudad de Logroño

Una parada final de Gurutz da el pase al Ciudad de Logroño
Martín Schmitt

El equipo franjivino ha perdido por los mismos cuatro goles que logró en casa pero el marcador más alto de Suiza le clasifica para la siguiente ronda europea

LA RIOJA

El Logroño La Rioja ha logrado este sábado pasar a la fase de grupos de la Copa EHF de balonmano pese a perder por 28-24 en el campo del Kadetten Schaffhausen suizo, que cayó por esa misma diferencia en Logroño pero solo marcó 22 goles, con lo que ha quedado fuera.

El equipo riojano ha logrado su clasificación en el último suspiro, tras un partido que empezó muy mal y en el que ha llegado a perder por nueve goles.

28 Kadetten

Popovic (p), Meister (2), Kuttel (4), Csaszar (6), Beljanski (2), Gerbl (2), Sesum (8), Maros (2), Frimel (1), Herburger (1), Wanner, Zehnder, Schooper, Haas, Stevanovic (p) y Schelker.

24 Ciudad de Logroño

Sergey Hernández (p), Ilic (3), Kusan, Scott (4), Fekete, Kukic (2), Garciandia (8), Aginagalde (p), Sánchez Migallón, Balenciaga (2), Moreira (4), Del Arco (1), Eduardo Cadarso y David Cadarso.

Parciales
3-1, 6-1, 8-4, 12-4, 15-6, 17-10 (descanso), 18-11, 19-13, 22-15, 25-18, 27-21 y 28-24 (final).
Árbitros
Cindrik y Gonzurek (Croacia). Excluyeron por dos minutos a Meinster, Csaszar, Maros y Frimmel, del equipo local; y a Sánchez Migallón y Kukik, del Logroño La Rioja.
Incidencias
Partido de la tercera ronda de la Copa EHF disputado en el BBC Arena de Schffausen ante unos 1.500 espectadores. El Logroño La Rioja pasa a la fase de grupos porque pese al 50-50 de marcador global, es el que más goles sumó como visitante, 24 por 22 del equipo suizo.

Más

Pero su mejora culminó justo en el último minuto, cuando anotó el gol que dejaba fuera a los suizos y su portero, Gurutz Aguinagalde, que hoy se despide como jugador profesional, ha parado el último lanzamiento del Kadetten. Así se ha resuelto un partido que ha estado siempre cuesta arriba para los de Logroño por su mal inicio; de hecho, defendía cuatro goles de ventaja y ya en el minuto diez perdía por cinco.

En muchos momentos del primer tiempo pareció pesarle su mala trayectoria del último mes, rota solo en el partido de ida ante los suizos. Por ello fue a remolque todo el primer tiempo y entre el minuto veinte y el veinticinco de partido se vio casi con diez goles en contra, para llegar al descanso con siete, 17-10.

Aunque tampoco empezaron bien, los riojanos comprendieron pronto que tenían margen para acercarse poco a poco y que su rival cada vez estaba más cansado. El Logroño se «agazapó» en una desventaja de seis goles (19-13 y 21-15) con la que, pese a los empujones de los locales, llegó a los últimos cinco minutos, ya con 22 goles en su marcador, lo que le daba una opción más.

A menos de dos minutos, el Logroño dominó por primera vez la eliminatoria (27-23) y ya no falló. Encajó un gol de penalti, pero a menos de medio minuto del final Moreira marcó el 28-24 que resultaría definitivo por la parada final de Aginagalde, que así culminó de la mejor manera 14 temporadas en el equipo de Logroño.

 

Fotos

Vídeos