El adiós de Gurutz: «Muchas gracias por hacerme sentir como en casa»

El adiós de Gurutz: «Muchas gracias por hacerme sentir como en casa»
Juan Marín

El Ciudad de Logroño retirará el sábado la camiseta del capitán, que hoy se ha despedido emocionado en una rueda de prensa

TVRLogroño

«Me siempre he dicho que hubiera querido irme de Logroño ganando algún título, pero me llevo un título mucho mayor, el cariño de la gente». Así se ha despedido hoy, emocionado, el capitán del Ciudad de Logroño, Gurutz Aginagalde, del que ha sido su afición, su club y su equipo en los últimos 14 años.

Aginagalde, que llegó a Logroño desde el Bidasoa en 2005, cuando el club aún estaba en la segunda división, ha repasado una lista de agradecimientos que ha abarcado a todos los estamentos del club, a sus patrocinadores grandes y pequeños, a sus compañeros y entrenadores («he aprendido mucho con todos vosotros, ha sido un placer»), a sus familiares y amigos y a los aficionados riojanos. «Muchas gracias por hacerme sentir como en casa, es lo más grande que me llevo».

«Me llevo una mochila de grandes momentos», recordaba Gurutz. aunque, a preguntas de los periodistas, recordaba dos: la victoria sobre el Paris Saint Germain en el Palacio de los Deportes en Champions («aquel día tocamos el cielo») y otra bien distinta: una Copa Asobal a la que el equipo estuvo a punto de no viajar por sus múltiples bajas, «pero en la que aún así la gente se superó, y fue de lo más grande que he vivido como deportista».

El club retirará el '12'

Junto a Gurutz Aginagalde se sentaba su entrenador, Miguel Ángel Velasco, en representación del club (el presidente, Angel Rituerto, esta recién operado). Velasco agradecía cariñosametne la «profesionalidad» de Aginagalde «Es un ejempo como deportista, un gran capitá y una bellísima persona. Te deseamos todo lo mejor en el futuro».

Velasco anunciaba que el club retirará la camisatea con el número 12, que ha vestido Aginagalde durante todos estos años, Será la segunda que retira el club, tras la 17 de Rubén Garabaya, retirado el año pasado. «Y pronto ambas estarán colgadas del techo del pabellón».

El capitán reconocía que «me hubiera gustado despedirme de otra manera, a final de temporada, que es cuando de forma natural tenían que haber pasado las cosas». Y es que en principio el mandato del actual presidente del Bidasoa (cargo al que ahora opta Aginagalde) no terminaba hasta el verano». Pero las cosas han tenido que ser así«. »Creo que estaba para jugar un par de años más; siempre piensas en cómo va a ser este momento, y he visto retirarse a muchos compañeros y amigos. y no se me ocure un momento mejor para irme, cuando me surge la oportunidad de seguir ligado al balonmano, desde otro punto de vista«.

Atrás quedan todos esos años y un club, el Logroño, para el que pide confianza. «Logroño no ha tocado techo. Las personas vamos y venimos, y aquí lo importante es el club. Ahora ha empezado otro ciclo con Miguel (Velasco, su entrenador, que se sentaba junto a él en la sala de prensa del Palacio) que ya esta demostrando que es un gran entrenador».

 

Fotos

Vídeos