Balonmano

Noche plena en el Palacio

Noche plena en el Palacio
Juan Marín

El Ciudad de Logroño abre la segunda fase de la EHF con un importante triunfo ante el Balatonfüredi húngaro

Eloy Madorrán
ELOY MADORRÁNLogroño

El Ciudad de Logroño se enfundó la elástica europea para ganar por derecho al Balatonfüredi húngaro (29-24). Los de Velasco, que sólo dudaron en el tramo inicial, se mostraron competitivos y con una gran defensa en la primera parte decidieron el partido a su favor. Gran imagen en el estreno en la fase de grupos de la Copa EHF.

No comenzaron bien las cosas para el Ciudad de Logroño porque el triunfo en el partido pasaba por defender muy bien. Y no se hizo en los primeros minutos. Kusan y Migallón no llegaban a tocar en los cruces de Semenov y Szöllöiz y los húngaron fusilaban una y otra vez a Sergey. En ataque, Scott se echó al equipo a la espalda con buenas acciones individuales, alternando lanzamientos y penetraciones. Cuando el equipo franjivino había conseguido nivelar el marcador llegó la exclusión de Kusan, que se niveló con los minutos a Topic (7-8).

Directo

Tras 18 minutos Balenciaga e Imanol saltaron a la cancha para dar aire coincidiendo con la primera ocasión en la que los de Velasco se ponían por delante gracias a otro gol de Scott y un contragolpe de Ilic (10-8). Otra explosiva finta de Scott obligó a Csoknyai a pedir tiempo muerto (m.20, 11-8). Dudaba el Balatonfüredi y Logroño estaba dispuesto a aprovecharlo pero se quedó en inferioridad por exclusión de Miguel (11-9).

El tramo final de la primera parte dejó dos certezas en el Palacio. La primera, que el Ciudad de Logroño es un gran competidor. Son pocos, muy pocos, los partidos en los que no ha tenido opción de ganar. La segunda, que Logroño y Europa es un binomio que marida a la perfección. Al público riojano le va la marcha y la Champions o la EHF la tienen.

La mejor noticia al descanso fue que en el último cuarto de hora los húngaros sólo fueron capaces de anotar un gol. Además, David Cadarso se unió a la fiesta anotando en el último segundo para dejar al Ciudad de Logroño con cinco goles de ventaja al descanso (14-9).

Tras la reanudación Kusan vio la segunda exclusión y saltaron las alarmas en la defensa riojana. Pero Kukic, Fekete y Sergey dieron aire a los riojanos. Era importante que los húngaros no se metieran en el partido y menos con mucho tiempo por delante.

Arriesgó el técnico del Balatonfüredi y atacó con siete jugadores. La primera en la frente. Parada de Sergey y gol del propio portero (18-10). Era el momento de matar la cita. Nunca se sabe.

Llegó entonces un intercambio de goles (20-14) que rompió la segunda exclusión de Miguel. Aguantó el equipo franjivino que se permitió el lujo de marcar en inferioridad con un latigazo de un Kukic ayer muy enchufado (21-14). Eso obligó al técnico visitante a pedir tiempo muerto (m.41). El encuentro se le escapaba a los húngaros sin que fueran capaces de impedirlo.

A pesar de que los dos hombres del centro del 6-0 riojano tenían dos exclusiones, Velasco confió en ellos para seguir en la cancha.

Volvieron a la cancha Balenciaga e Imanol para continuar administrando la ventaja del Ciudad de Logroño (24-15, m.49). Entró el partido en una fase en la que ya nadie dudaba de que la victoria sería franjivina. Ahora se trataba de saber por cuánto ganarían los de Velasco. Ojo que la diferencia de goles es importante en estas liguillas con pocos equipos.

Velasco, con buen criterio, fue dando minutos a todos los jugadores: David y Eduardo Cadarso, Javi Romeo en portería, incluso el debut del cubano Claudio en el pivote . Repartir esfuerzos para que todos se sientan partícipes de una importante logro.

Los minutos finales se vivieron con menos pasión, pero con mucha alegría porque el Ciudad de Logroño mostró su mejor versión después de la derrota de Granollers.

Al final, el choque se cerró con el 29-24 favorable al conjunto franjivino.

 

Fotos

Vídeos