Balonmano

La defensa franjivina exhibe fuerza y frena al Huesca

La defensa franjivina exhibe fuerza y frena al Huesca
Fernando Díaz

Los franjivino ganan con mucha claridad y se apropia de la tercera plaza

Martín Schmitt
MARTÍN SCHMITTLogroño

El Ciudad de Logroño es desde esta noche el tercero de la Liga Asobal. Lo es gracias a su defensa, que este miércoles sacó músculo y exhibió su poderío ante un rival directo como el Huesca, al que aplastó y le endosó un contundente 34-24 inapelable, que no deja lugar a dudas. Porque los franjivino, pese a jugar a rachas, defendieron con mucha intensidad, anticipándose a las jugadas del Huesca, a los movimientos de su ofensiva, anulando cualquier opción de disputarle el encuentro, salvo algún lapsus en la primera parte y en los cinco minutos iniciales de la segunda parte.

El Ciudad de Logroño salió enchufado. Muy enchufado, sobre todo en defensa. La retaguardia franjivina no dejó respirar a los oscenses en esos primeros compases del encuentro. Asfixiados en ataque, los altoaragoneses tampoco se mostraron finos atrás, lo que permitió al equipo local ponerse adelante en el marcador con una cómoda renta de tres y cuatro goles. Le costaba más atacar que defender a los de Miguel Velasco, pero los goles iban cayendo pese a que el porcentaje de acierto no era bueno.

34 Ciudad de Logroño

24 Bada Huesca

Pero sobre todo, el Ciudad de Logroño jugaba tranquilo, con una defensa pegajosa y en estado de alerta ante los bombazos de Bonanno o las internadas de Alex Marcelo. Los franjivino estaban relajados, además, por la eficacia que mostró Sergey Hernández bajo palos, parando los cinco de los primeros seis lanzamientos del conjunto aragonés. Y cuando el portero está de dulce, todo lo demás viene rodado.

Sin embargo, la conexión entre la primera línea y el pivote Gonzalo Carró comenzó a funcionar, cogiendo desprevenido a Kule Kusan y el Huesca fue limando las diferencias, lo que obligó a Velasco a solicitar un tiempo muerto. Para ese entonces, Junior Scott había relevado a Juan del Arco, Imanol Garciandía a Balint Fekete y Lazar Kukic a Edu Cadarso.

Directo

Entonces quedaban cinco minutos para que acabase la primera parte y la defensa se volvió a activar, cortando la posible remontada. Sergey Hernández volvió a tocar cuero y a la contra, y aprovechando un par de exclusiones contrarias, el Logroño puso tierra por medio (16-11 al descanso).

En el comienzo de la segunda parte, y después de un parcial 0-3, Velasco se vio obligado a llamar a los suyos a capítulo. Un tiempo muerto que relanzó a los riojanos hacia una importantísima victoria, con una defensa inmaculada y Lazar Kukic y Junior Scott cogiendo los galones en ataque, perforando una y otra vez a un Arguillas que fue perdiendo consistencia en la segunda parte.

El Ciudad de Logroño no tuvo contemplación con el conjunto aragonés, que además de marcharse con una severa derrota lo hizo con algún jugador lesionado, como Zungri que no pudo jugar la segunda parte. El equipo franjivino, en tanto, se acuesta tercero, con la moral por los cielos para ir a intentar sorprender al Füchse Berlin el próximo domingo por la Copa EHF. Pero esa es otra historia.