«Dependemos de nosotros mismos, pero no hay que obsesionarse con eso»

Miguel Velasco /Juan Marín
Miguel Velasco / Juan Marín

El preparador franjivino destacó que pese a no jugar bien, ayer se ganó en una pista complicada

Martín Schmitt
MARTÍN SCHMITTLogroño

Partido a partido. La ley del 'Cholo' impera en el vestuario franjivino, que depende de sí mismo para sacar el billete europeo.

- Con las derrotas del Ademar y del Granollers y la victoria del Logroño en Cangas no se podía dar mejor el fin de semana, ¿no?

- Pues no. Esta jornada nos ha beneficiado mucho.

- La segunda plaza sólo depende del Logroño.

- Y antes también. Dependemos de nosotros mismos pero no hay que obsesionarse con eso. Hay que mirar el partido a partido y luego veremos cuando venga Bidasoa (jornada 29) si nos jugamos esa segunda plaza o estamos luchando por quedar terceros. Primero vamos a pensar en el Benidorm.

- El Logroño ganó en una pista en la que otros muchos se han dejado puntos.

- El Cangas es un equipo correoso y es una pista que no se nos da bien. Independientemente del resultado, hemos sufrido. La primera parte fue muy trabada. La clave del partido ha sido el inicio de la segunda mitad. Metimos gol en la primera posición, robamos dos balones y nos pusimos a cinco goles de ventaja. A partir de entonces, hemos sabido administrar la ventaja que teníamos y sacar el partido adelante.

- ¿Está el equipo en el estado que buscaba a nivel de juego?

- Sí. Estamos donde queremos estar. La idea es luchar por estar ahí arriba. Hoy (por ayer) no estoy contento por cómo jugó el equipo. Creo que hemos jugado muy trabados, no hemos encontrado el ritmo ni el equilibrio en el ataque. La defensa ha estado mejor pero en ataque no hemos estado muy finos, aunque también es importante sacar adelante estos partidos cuando no estás bien. También es verdad que el Cangas se nos da mal. Pero es un triunfo importante porque después de la victoria del Valladolid contra el Ademar y del Cuenca frente al Granollers era importante sumar.

- Usted considera que su equipo está dónde quería. ¿Los jugadores también lo sienten así? Se les ve con confianza, con madurez, son capaces de sufrir, de asestar el golpe en el momento justo...

- Los jugadores también están mentalizados. Lo que intento es inculcarles el trabajo diario, el que vean que hemos superado ya el tramo más complicado de la Liga (ya han pasado León, Granollers, Cuenca, el Barça y pistas muy complicadas como las de Puente Genil y Cangas) y ahora mismo depende de nosotros. Si sacamos los partidos de casa veo factible entrar en Europa. Hay confianza y un gran nivel de juego. Ahora debemos pensar en el Benidorm. Si son importantes sacar los partidos, los de casa aún más.