Balonmano | Copa EHF

El Ciudad de Logroño quiere sorprender al Füchse

Junior Scott se interna a los seis metros para marcar un gol al Füchse./Fernando Díaz
Junior Scott se interna a los seis metros para marcar un gol al Füchse. / Fernando Díaz

Los de Miguel Velasco viajan sin presión a enfrentarse a los vigentes campeones de la Copa EHF

Martín Schmitt
MARTÍN SCHMITTLogroño

El Ciudad de Logroño es capaz de cualquier cosa. Incluso, ganar al Füchse Berlin en el mismísimo Max-Schmeling-Halle, un pabellón preparado para albergar a 8.500 personas. La odisea no es simple. El rival de los franjivino, vigente campeón de la Copa EHF 2018, ya mostró su poder en el Palacio de los Deportes el fin de semana pasado, cuando derrotó a los riojanos en los últimos diez minutos por un excesivo 29-34. Pero en cuestiones deportivas nunca se sabe, aunque la posibilidad de sorprender al adversario es mínima.

El Füchse Berlin, con muy poco (tiene a jugadores de la talla de Stipe Mandalinic, Marko Kopljar o incluso Paul Drux, que el sábado no pudo comparecer en Logroño, lesionados), rezuma calidad por todos sus poros. Compuesto por jugadores internacionales -alemanes, daneses, islandeses y serbios....-, el equipo de la capital alemana resuelve sus compromisos con un simple zarpazo. Los Fabian Weide, Silvio Heinevetter, Bjarki Mar Elisson, Mijajlo Marsenic, Jacob Holm, Hans Lindberg... tienen tanta categoría que en pocos segundos, y sin que el rival lo acuse, definen los partidos.

Pero el Ciudad de Logroño demostró jugarle de igual a igual a los dos favoritos del grupo. Incluso pudo traerse de casa del Saint Raphäel algo positivo. Es consciente el equipo franjivino en qué plaza va a torear esta tarde (19.00 horas, a través de www.ehftv.com), pero no le teme a nada. «El ánimo del equipo está bien. Mucho más, lógicamente, después del partido del miércoles ante el Huesca (con victoria local por 34-24)», indicó Miguel Ángel Velasco, entrenador del Ciudad de Logroño, ayer. «También hay ganas por el partido del fin de semana pasado ante ellos. Creo que el equipo hizo un gran encuentro y fue una pena el resultado porque pienso que podría haber sido más ajustado de lo que fue», añadió. «Está claro que la pista del Füchse es una plaza muy difícil pero hay que ir con ilusión y ambición. Nunca se sabe qué puede pasar», indicó.

Velasco descartó la posibilidad de sorprender a un rival con el que se ha medido el cuadro riojano hace tan poco tiempo. «Es más fácil poder dar la sorpresa en el primer encuentro, pero intentaremos hacer nuestro partido», apuntó el míster segoviano.

Entre otras cosas que han practicado esta semana, como la manera de atacar la defensa 5-1 que plantearon los alemanes el sábado, o incluso atacar con siete jugadores, como hizo la Macedonia de Raúl González en el último Mundial. «Debemos ser capaces de probar cosas diferentes para ver si les podemos hacer daño», dice el técnico.

Una derrota en Berlín esta tarde no supondría la eliminación del Ciudad de Logroño en su lucha por acceder a los cuartos de final de la Copa EHF, aunque ya no dependería por completo del conjunto franjivino. De caer hoy -algo lógico, se entiende por la inmensa diferencia entre un club y el otro presupuestariamente hablando- los riojanos estarían obligados a vencer el próximo 23 de marzo en casa del Balatonfüredi, y al Saint Raphäel (el 30 de marzo) en el encuentro que se disputará en el Palacio de los Deportes. Y además, en la siguiente jornada el Füchse Berlin debería darle una mano a los riojanos derrotando al Saint Raphäel en Francia.

Pero antes de eso, esta tarde en el Max-Schmeling-Halle, el Ciudad de Logroño tiene en su mano la capacidad de sorprender al 'zorro' berlinés en su propia cueva. Hasta la capital alemana Velasco llegó con todos sus hombres que ya están en perfectas condiciones de competir. Con todos sus jugadores pero sin maletas, ya que el equipaje llegó en un avión posterior, lo que obligó a suspender el entrenamiento.